EFEMadrid

El Gobierno ha aprobado la creación de una nueva Consejería de Finanzas en China, con sede en Pekín, para dar respuesta al auge económico del país y el aumento de las relaciones comerciales, mientras que cierra las de Argentina y México.

De acuerdo al real decreto publicado este jueves en el BOE, esta reordenación de las Consejerías de Finanzas -órganos del Ministerio de Hacienda integrados en las representaciones diplomáticas cuya función consisten en asesorar y dar apoyo en materias de hacienda en el exterior- pretende adaptar la red al "cambiante contexto económico internacional".

Así, la nueva consejería en China, la primera del área Asia-Pacífico, atenderá a la necesidad de "aumentar esfuerzos en la asistencia mutua y cooperación entre ambas aduanas" y reforzar la asistencia en cuestiones tributarias.

De la misma manera, la supresión de las consejerías de Argentina y México persigue el objetivo de contener el gasto "sin resentir los intereses económicos de España en esta zona geográfica", que serán atendidos desde la oficina de Brasil.