EFEMadrid

El Tesoro Público español ha captado este martes 6.000 millones de euros mediante un bono sindicado a quince años que ha registrado una demanda de 41.000 millones de euros y se ha colocado al menor coste de su historia en ese plazo, ha informado hoy el Ministerio de Asuntos Económicos.

El bono tiene una rentabilidad del 0,887 %, un punto porcentual menos que la referencia anterior, emitida en febrero de 2019.

La demanda, que se ha repartido entre 252 cuentas inversoras, es similar a la que se registró en la emisión sindicada de 2019.

Los no residentes han alcanzado una participación de casi el 90 %, lo que, según el Ministerio de Asuntos Económicos, refleja la confianza de los inversores internacionales en la evolución de la economía española.

Destaca el interés de los inversores de Reino Unido e Irlanda (35,7 %), Francia e Italia (19,1 %) y Alemania, Austria y Suiza (16,5 %).

La mayor participación ha correspondido a gestoras de fondos (53,3 %), seguidas por aseguradoras y fondos de pensiones (15,1 %) y tesorerías bancarias (13,6 %).

El bono emitido hoy vence el 30 de julio de 2037 y tiene un cupón (interés) del 0,85 %. La rentabilidad se ha situado en el 0,887 %, equivalente a 98 puntos básicos por debajo de la actual referencia a quince años, lanzada en febrero de 2019.

Banco Santander, Barclays, BNP, Morgan Stanley, Nomura y Société Générale han actuado como directores de la emisión.

La emisión sindicada de hoy es la tercera de 2021. La anterior tuvo lugar el pasado 9 de febrero y en ella se colocaron bonos a 50 años por importe de 5.000 millones de euros. La demanda fue récord, con 65.000 millones de euros.

Previamente, en enero, el Tesoro había celebrado otra emisión sindicada, en concreto de deuda a diez años, en la que consiguió 10.000 millones con una demanda que superó los 55.000 millones.

Con la emisión sindicada de hoy, el Tesoro lleva emitido el 39,5 % de su objetivo de financiación a medio y largo plazo.

El coste de financiación obtenido en 2021 sigue en negativo, en el -0,01 %, lo que sitúa el coste medio de la cartera de valores del Tesoro en el 1,78 %.

El Tesoro también ha celebrado este martes una subasta ordinaria de letras a seis y doce meses de las que ha vendido 6.752 millones de euros, a un interés que en ambos casos ha sido aún más negativo.