EFEMadrid

España suma ocho años consecutivos con superávit por cuenta corriente tras cerrar 2020 con un saldo positivo de 8.000 millones de euros, aunque con una significativa reducción del 70 % con respecto a los 26.600 millones de 2019 debido al mal comportamiento del turismo.

Según los datos avanzados este viernes por el Banco de España, la evolución de la cuenta corriente de la balanza de pagos (que mide las transacciones de bienes, servicios, rentas y transferencias de España con el exterior) se explica por el comportamiento del turismo, cuyo superávit se redujo en 37.200 millones en 2020, hasta los 9.000 millones..

Este desplome fue parcialmente compensado por la mejora del saldo de los bienes y servicios no turísticos, que aumentó en 17.300 millones.

Frente al saldo positivo en bienes y servicios, las rentas primaria y secundaria (rentas del trabajo, de la inversión, impuestos, cotizaciones, prestaciones sociales y transferencias corrientes) registraron un saldo negativo de 9.500 millones, inferior a los 10.900 millones de 2019.

El superávit por cuenta corriente sumado al saldo positivo de la cuenta de capital dio como resultado una capacidad de financiación de la economía española en 2020 de 12.800 millones, un 58,4 % inferior a la de 2019.