EFEBerlín

España es el país europeo que más puestos de trabajo ha perdido durante la crisis, mientras Alemania es el único que ha logrado crear empleo, según un estudio de la consultora EY difundido hoy por el diario alemán "Die Welt" en su web.

Actualmente, según el estudio, en la eurozona hay 3,8 millones de puestos de trabajos menos que en 2007, antes del estallido de la crisis.

En España la crisis llevó a eliminar 3,3 millones de puestos de trabajo, un 16 por ciento de los que existían hace siete años; en Grecia, 1 millón, lo que implica la desaparición de un 23 por ciento de los empleos que había en 2007; en Italia, 871.000, y en Portugal, 570.000.

Esas pérdidas no han podido ser compensados con la creación de empleo en Alemania, donde se han generado 2,2 millones de puestos de trabajo desde 2007 y se ha logrado reducir el paro al 5,1 por ciento, lo que implica una bajada de 3,6 puntos porcentuales desde 2007.

Al margen de Alemania, el único país que ha logrado reducir el índice de paro ha sido Malta, con un descenso del 0,5 por ciento.

En España, en cambio, el paro se ha triplicado desde entonces y en Portugal se ha duplicado.

Sin embargo, para España el estudio ve algunas señales de esperanza pues considera que el índice de paro podrá bajar del 26,1 por ciento que se registró el año pasado al 23,8 por ciento este año.

Para Francia, Italia y Alemania se espera que el paro se mantenga en el mismo nivel del año pasado.

EY prevé que el PIB en la eurozona crezca en 2015 un 1,2 por ciento, un tasa más baja que las que se registraban antes de la crisis.

Entre 1997 y 2007 el PIB de la eurozona creció con un promedio anual del 2,3 por ciento.

A medio plazo, EY espera que los índices de paro en toda Europa bajen, pero a un ritmo lento.

En Alemania, el índice de desempleo podría descender hasta el 4,5 por ciento en 2020 y en España, hasta el 18 por ciento.

Sin embargo, EY advierte de que en los países afectados por la crisis el paro seguirá estando por encima del registrado antes de 2007.