EFEMadrid

El impulso de la inteligencia artificial en España movilizará cerca de 4.000 millones de euros, entre los 600 millones que el Estado prevé invertir en esta materia entre 2021 y 2023 y los 3.300 millones de inversión privada que se calcula que contribuirá a generar.

Son cifras que ha adelantado este miércoles el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la presentación de la Estrategia Nacional de Inteligencia Artificial (ENIA), que se enmarca dentro de las actuaciones de la Agenda Digital 2025 y en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, en el que se traza la hoja de ruta de modernización de la economía española.

Una treintena de medidas se incluyen en esta estrategia nacional, cuyo objetivo es impulsar el desarrollo de la inteligencia artificial (IA) en el tejido productivo, la economía y la sociedad del dato, todo ello con un carácter humanista y ético.

Sánchez ha avanzado que, de esta inversión del Estado, unos 275 millones se destinarán al desarrollo tecnológico de la inteligencia artificial, 133 millones a integrar su uso en todos los sectores del tejido económico, 100 a hacer lo propio en la administración pública y 42 a potenciar el talento.

Otros 42 millones servirán para impulsar las plataformas tecnológicas de datos y 8 más para desarrollar un marco ético normativo que refuerce los derechos y libertades.

LIDERAR EL USO DEL ESPAÑOL EN IA

La estrategia digital tiene seis objetivos, uno de ellos el de proyectar el español y liderar a nivel mundial el desarrollo de herramientas, tecnología y aplicaciones para el uso de esta lengua en los ámbitos de aplicación de inteligencia artificial, pero también en todo lo que tenga que ver con las nuevas tecnologías.

Situar a España como un país comprometido en IA, fomentar la creación de empleo, la transformación del tejido productivo, generar un marco ético que garantice los derechos de la ciudadanía, fomentar una IA inclusiva y reducir la brecha de género son otros de los objetivos de la estrategia.

El presidente del Gobierno ha destacado la importancia de la cuestión ética en esta materia, en cuanto que "suscita bastantes miedos, inseguridades e incertidumbre", y ha destacado la importancia de que se pongan en marcha mecanismos de control para proteger nuestros valores y la intimidad.

Esta estrategia, que busca situar a España en la línea de los países líderes en esta materia, supondrá una movilización de una inversión pública de 600 millones de euros por parte del Estado, que se suman a la aportación del fondo Next Tech de naturaleza público-privada y que persigue impulsar el emprendimiento en tecnologías digitales habilitadoras, ha explicado.

En los Presupuestos Generales del Estado para 2021 se prevén 330 millones de euros para Inteligencia Artificial y Economía del Dato.