EFEBruselas

La ministra de Industria, Comercio y Turismo en funciones, Reyes Maroto, afirmó este jueves que pedirá a la Comisión Europea compensaciones al margen de la PAC por los aranceles impuestos por EEUU por el caso Airbus, así como llevar ante la OMC la ley Helms-Burton contra empresas extranjeras en Cuba.

"Vamos a solicitar que se analicen compensaciones a los sectores afectados, en particular al sector agroalimentario europeo y español, al margen de la Política Agrícola Común (PAC)", indicó Maroto a la prensa a su llegada a un Consejo de ministros de Comercio de la Unión Europea (UE).

Un panel de la Organización Mundial del Comercio (OMC) autorizó a Washington a aplicar sanciones a Europa por sus ayudas al grupo aeronáutico Airbus, que consistieron en aranceles a productos agroalimentarios europeos, valorados en 7.500 millones de dólares (6.730 millones de euros).

La Comisión Europea (CE) ya anunció que responderá de igual manera una vez que Ginebra se pronuncie sobre unas ayudas similares de EEUU a su competidor Boeing.

"Seguimos manteniendo que es necesario recuperar la negociación" en ese asunto, declaró Maroto, quien consideró "bueno" que en el ámbito de la OMC "se llegue a un acuerdo negociado" para que "no haya en este caso afectados como está ocurriendo con el panel que se está desarrollando".

Por lo que respecta a la activación en mayo por parte del Gobierno de Donald Trump de los títulos III y IV de la ley Helms-Burton de 1996, que ha permitido presentar demandas ante cortes estadounidenses por el uso de terrenos y propiedades nacionalizadas en Cuba tras la revolución de 1959, Maroto dijo que se está "avanzando pero queremos ser más ambiciosos".

"España va a solicitar a la Comisión Europea el lanzamiento de un panel en la OMC. También vamos a solicitar que se desarrolle el reglamento del estatuto de bloqueo", indicó.

La UE ya adelantó su intención de aplicar el "estatuto de bloqueo", que prohíbe la aplicación en territorio comunitario de las sentencias en EEUU sobre el título III y permite a los demandados recibir indemnizaciones en tribunales europeos, y tampoco descarta una posible demanda ante la OMC.

Maroto insistió en que "tenemos que proteger los intereses de las empresas europeas, de las empresas españolas que en este caso son las principales afectadas y, por lo tanto, no podemos ser pasivos ante las decisiones que está tomando EEUU".

"Es cierto que el panel de Airbus es legítimo, pero en el caso de la ley Helms-Burton consideramos que la CE tiene que ser más ambiciosa", concluyó.