EFEEl Cairo

La ministra española de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, realizó este sábado una visita a El Cairo con el objetivo de impulsar las relaciones económicas y estratégicas entre España y Egipto en un contexto complejo en la región de Oriente Medio.

En su primera visita como ministra de Exteriores a Egipto, Gónzalez Laya no quiso dejar de expresar la importancia que tiene para ella un país que siente desde su condición de "arqueóloga frustrada" y que ahora trata de colocar en lo más alto de la agenda de intereses de España en el Mediterráneo oriental.

La ministra se reunió con el presidente, Abdelfatah al Sisi, y con su homólogo, Sameh Shukri, así como el secretario de la Liba Árabe, Ahmed Abulgueit.

“Hemos podido examinar el estado de las relaciones entre España y Egipto, relaciones que son buenas pero que queremos que sean excelentes", dijo la ministra en una rueda de prensa junto a Shukri, en un palacete situado en el centro de El Cairo.

Para ello, la ministra indicó que han decidido trabajar en el ámbito de la "economía, inversión y comercio" y anunció para el próximo año un "gran foro empresarial hispano-egipcio" en el que se pueda dar forma a ese "deseo de mejorar nuestras relaciones económicas".

DERECHOS HUMANOS

En la visita también había cuestiones espinosas, por un lado el constante asunto de los derechos humanos en un país en el que, según organizaciones como Human Rights Watch, ha habido decenas de miles de detenciones por motivos políticos en los últimos años.

Aunque en la rueda de prensa conjunta el asunto no salió, la ministra indicó posteriormente a periodistas españoles que el tema fue puesto sobre la mesa.

"Pongo sobre la mesa todas las cuestiones que a nosotros nos llegan aparte de activistas, de derechos humanos, de derechos políticos, de derechos sociales, todos aquellos casos que nosotros recogemos y en este caso los había, que yo pongo a la consideración de mis homólogos", dijo.

Señaló que esto tiene que ser "la norma, no la excepción. Pero también es la norma y es una norma que me autoimpongo (...) que es guardar una cierta discreción", agregó, al abogar por "la diplomacia discreta".

NATURGY Y EL LAUDO

Otro tema pendiente es la compensación pendiente a Naturgy por parte del Gobierno egipcio a cambio de los activos de Unión Fenosa Gas en Egipto, concretamente la planta de Damietta, objeto de un laudo favorable a la empresa española y a la italiana ENI, y de un acuerdo posterior entre las tres partes en febrero pasado.

Sin embargo el acuerdo, que prevé una compensación de 600 millones de dólares a Naturgy, no pudo ejecutarse por el coronavirus y la empresa española lo dio por liquidado en abril.

La ministra señaló que conversó con el presidente Al Sisi de este asunto y destacó que todas las partes coinciden en la necesidad de una solución pactada.

"Lo que me ha transmitido el presidente egipcio es su deseo también de que esta cuestión puede ser resuelta por la vía de la negociación", dijo.

En ese sentido, manifestó su "deseo" de que pueda haber una solución en las "próximas semanas".

TURBULENCIAS EN EL MEDITERRÁNEO

La importancia de Egipto como actor regional ha formado parte de las cuestiones tratadas por la ministra en sus reuniones, especialmente en el contexto de inestabilidad en Libia.

González Laya afirmó que a "las turbulencias en el Mediterráneo oriental" desde el punto de vista de España "solo se puede responder desde el diálogo, nunca desde la unilateralidad, y siembre desde la negociación".

"Egipto es un gran país y un gran actor que tiene una dimensión de Oriente Próximo, mediterráneo y africana", dijo, destacando su "gran papel" tanto en la región como en el Mediterráneo.

Por su parte, Shukri dijo en la rueda de prensa que España tiene una "posición pionera" en el marco de las relaciones entre las dos orillas del Mediterráneo.

Asimismo, indicó que España juega un "papel en el fortalecimiento de las relaciones" con la Unión Europea.

La ministra española destacó la necesidad de estrechar los lazos con Egipto dentro del ámbito comunitario a través de los acuerdos de vecindad y los mecanismos de cooperación en el Mediterráneo.

Isaac J. Martín y José Luis Paniagua