EFEPekín

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, concluyó hoy una visita de cuatro días a China con la que, afirmó, ambos países han reforzado su relación institucional, al tiempo que avanzado en acuerdos comerciales y de colaboración conjunta en terceros países.

La visita, la primera que realiza un ministro de sus competencias a China en los últimos tres años, ha servido además para preparar el viaje del presidente chino, Xi Jinping, a España a finales del próximo noviembre.

"La visita ha sido recibida muy bien, no solo por el gobierno sino también por el colectivo empresarial. Las empresas chinas tienen inquietud y ganas de invertir en nuestro país", afirmó Maroto en un encuentro con corresponsales españoles en la última jornada de su viaje.

La ministra destacó que se han reforzado los vínculos comerciales y de inversión, además de potenciar las relaciones en materia turística, donde España tiene una cuota muy baja y se prevé que reciba este año solo 600.000 de los 145 millones de turistas chinos que viajen al exterior.

"El potencial para España de China es inmenso y China puede encontrar en España un país importante para realizar inversiones", afirmó.

Además, resaltó que la visita "sitúa a España también en el mapa de China" en un momento en el que el país asiático se está abriendo" y existen "oportunidades de colaborar juntos" que van a trabajar en los próximos meses.

Varios de los avances conseguidos se plasmarán en acuerdos concretos durante la visita de Xi a España, según Maroto, entre ellos la puesta en marcha del Consejo Asesor empresarial, que se creó en 2015 pero se encontraba inoperativo.

En la visita del presidente chino a Madrid ambos gobiernos prevén firmar un memorándum de colaboración en terceros países en el marco de la iniciativa de la Franja y la Ruta, el proyecto multimillonario de inversiones impulsado por China.

"Nuestro trabajo con el Gobierno chino es utilizar a España como plataforma para que China y España puedan trabajar en Latinoamérica y a su vez que ambos puedan trabajar en Asia a través de la Franja y la Ruta, que es un proyecto que a España le interesa mucho", explicó.

La ministra consideró que la colaboración con terceros países puede crear "sinergías muy importantes" ya que España y China son países que se "complementan muy bien".

Maroto fue recibida el jueves por Yang Jiechi, miembro del Comité Central del Partido Comunista y uno de los dirigentes más próximos a Xi Jinping, quien le trasladó la invitación del Gobierno chino para que el presidente del Ejecutivo español, Pedro Sánchez, participe en la segunda edición de la Cumbre de la Franja y la Ruta en abril de 2019.

Yang, una de las personas más influyentes del régimen chino, dijo a la ministra que todavía hay potencialidades por explorar en las relaciones bilaterales, especialmente en lo referente a la colaboración en la iniciativa de la Franja y la Ruta", que ofrece, afirmó, "ingentes beneficios" para ambas partes.

El dirigente chino también valoró la posibilidad de que España se convierta en un "hub" de mercancías chinas hacia la Unión Europea y a mercados más amplios y calificó al país ibérico de "socio estratégico complementario".

Hace 13 años que un presidente chino no visita España por lo que ambos países dan gran importancia a la próxima visita de Xi.

"Yo creo que va a forjar alianzas, aparte de acuerdos, el hecho de que ambos países se vean como aliados nos va a permitir trabajar, definir proyectos conjuntos y a partir de ahora esperamos que eso se vea recogido en más inversiones y una relación bilateral más intensa", indicó Maroto.

Respecto al turismo, la ministra aseguró que pondrán "todos los recursos" para reducir los tiempos de concesión de visados a los ciudadanos chinos, uno de los motivos que aducen los operadores turísticos para explicar su escasa presencia en España.

También abogó por reforzar la promoción turística y aumentar la conectividad aérea entre ambos países, que, aunque ha aumentado en los últimos años, está actualmente en 9 rutas directas semanales.