EFESeúl

El rey Felipe VI y el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, animaron este jueves a las empresas de sus países a una mayor cooperación en terceros mercados, como Iberoamérica, al considerar que es una aspiración con un enorme potencial.

La última jornada de la visita de Estado de los reyes de España a Corea del Sur tuvo un marcado carácter económico ya que propició que don Felipe y el presidente surcoreano acudieran a un foro con empresarios de los dos países.

Fue en ese acto donde el rey calificó de excelentes las relaciones bilaterales económicas y comerciales pero animó a darles un renovado impulso.

Por eso defendió un salto cualitativo en esas relaciones y que los dos países refuercen su cooperación como socios estratégicos a la hora de afrontar determinados objetivos de política comercial exterior.

Así, subrayó que a España le gustaría intensificar el desarrollo conjunto de proyectos de energía e infraestructuras en terceros países de interés común tanto en Iberoamérica como en Asia y Oriente Medio.

Pero al mismo tiempo Felipe VI animó a encontrar nuevas formas de colaboración entre las empresas españolas y surcoreanas en sus respectivos países.

Por su parte, el presidente surcoreano propuso tres medidas para impulsar los lazos estratégicos, empezando por la cooperación tecnológica en el marco de la cuarta revolución industrial y con especial atención en áreas como las ciudades inteligentes o los vehículos autónomos.

También apostó por cooperar en energías verdes para hacer frente a la crisis climática y reforzar aún más los proyectos e inversiones conjuntas en terceros países que a día de hoy, recordó, suman ya más de 11.000 millones de euros a través de 56 desarrollos repartidos en 23 países.

Además de presidir este foro empresarial, el rey mantuvo una reunión con representantes de los principales conglomerados industriales de Corea del Sur, entre ellos los presidentes de Hyundai y Korean Airlines y los vicepresidentes de LG y Samsung.

El principal centro de I+D en el mundo de una de esas empresas, LG, fue visitado también por los reyes para conocer algunos de sus últimos proyectos y prototipos, como un coche autónomo eléctrico o por energía solar, una televisión enrollable o diversos robots asistentes para el hogar, los hoteles y entornos profesionales.

La agenda de la jornada incluyó una visita de Felipe VI a la Asamblea Nacional y en una reunión con su presidente, Moon Hee-sang, subrayó el papel clave que desempeñan los parlamentos en la consolidación y defensa de la democracia y la libertad.

Algo que recalcó que quedó patente tanto en España como en Corea de Sur con sus exitosas transiciones de la dictadura a la democracia.

Mientras don Felipe acudía a la Asamblea, la reina Letizia se reunió con responsables de diversas empresas emergentes tecnológicas surcoreanas enfocadas en mejorar la vida de personas desfavorecidas, en ayudar a combatir la crisis climática o en detectar rápidamente enfermedades como la malaria.

Ya conjuntamente se trasladaron al ayuntamiento de Seúl, donde su alcalde, Park Woon-soon, les entregó la cinta, medalla y certificado con los que fueron nombrados "ciudadanos honorarios" de la capital surcoreana.

Un acto amenizado por el mejor guitarrista surcoreano, Park Ju-won, y en el que el alcalde bromeó con los reyes sobre la próxima visita que hagan a Seúl: podrán viajar gratis en metro porque esa es una prerrogativa de quienes tienen la distinción de la que les han hecho entrega.

Acompañados a lo largo de la jornada por el ministro español de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, y la titular de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, Felipe VI y doña Letizia completaron su agenda con una reunión con hispanistas coreanos y una recepción a la colectividad española residente en Corea.

La visita de los reyes, de dos días de duración, ha sido la primera con carácter de Estado en 23 años (la última la protagonizaron los reyes Juan Carlos y Sofía) y estuvo precedida de una parada en Tokio para asistir a los actos por la entronización del emperador Naruhito.

José Miguel Blanco