EFEHelsinki

Finlandia apuesta por alcanzar un acuerdo en el Marco Financiero Plurianual (MFF en sus siglas en inglés) a final de año y se resiste a que el presupuesto del euro sea "grande", según manifestaron este miércoles el primer ministro, Antti Rinne, y la ministra para Asuntos Europeos, Tytti Tuppurainen.

En un acto celebrado en Helsinki esta noche de presentación de los objetivos finlandeses para la presidencia semestral rotatoria de la Unión Europea que se inaugurará el próximo lunes, Tuppurainen destacó la importancia de alcanzar un acuerdo en el Marco Financiero Plurianual (MFF en sus siglas en inglés) antes de final de año.

"La temida combinación de letras M-F-F, el marco presupuestario de siete años, es un proyecto concreto, y también es una prueba de cooperación interinstitucional; ya que será el MFF el que pondrá a prueba la resolución y la preparación de nuestros Estados miembros e instituciones europeas", indicó.

En tal sentido, indicó que Finlandia está preparada para facilitar una decisión sobre el MFF y adelantó que "dentro de unas pocas semanas, iniciaremos conversaciones bilaterales con todos los países, y tras extraer las conclusiones, deberíamos tener un marco de negociación en octubre y un acuerdo sobre el MFF para fin de año".

En este contexto, el primer ministro finlandés, Antti Rinne, se mostró partidario ante los medios de comunicación de acotar el presupuesto del euro, instrumento que serviría para hacer frente a eventuales crisis, y dijo que prefiere que sea "pequeño a que sea grande" y que cada país se responsabilice de las políticas que aplique en su territorio.

Tanto el primer ministro como la ministra de Asuntos Europeos finlandesa coincidieron en insistir en que entre sus prioridades se sitúa el principio del Estado de Derecho, tanto dentro de la Unión como en sus Estados miembros.

"El Estado de Derecho es uno de los valores comunes sobre los que se funda la Unión Europea en todos los Estados miembros y está consagrado como tal en el artículo 2 del Tratado de la Unión Europea", agregó Tuppurainen.

En tal sentido señaló que es esencial para el funcionamiento de la UE en su conjunto; tanto en relación con el mercado interior, como en la cooperación en el ámbito de la Justicia y en los asuntos de Interior, así como en garantizar que "los jueces nacionales que también son jueces de la UE puedan cumplir su función", en una clara alusión a las tensiones existentes entre Bruselas y Polonia en el ámbito de la judicatura.

"La sentencia del Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas de 24 de junio es clara e indica que los Estados miembros están obligados a cumplir con sus obligaciones conforme a la legislación de la UE", indicó al respecto la titular de Asuntos Europeos.

Fuentes diplomáticas consultadas al efecto coincidieron en afirmar que la presidencia finlandesa abordaría sin tapujos y en las próximas semanas la situación en Polonia.

"Un Estado miembro pequeño, como Finlandia, considera que el Estado de Derecho en la política internacional es el principio más importante", indicó Tuppurainen, quien añadió que "necesitamos un orden internacional multilateral basado en reglas en el comercio para nuestro bienestar económico y un sistema geopolítico basado en reglas para nuestra seguridad".

Por último, la ministra de Asuntos Europeos señaló que "La UE es una unión de leyes y normas. Es su fortaleza, lo que permite una cooperación funcional entre los Estados miembros. El Estado de Derecho es un factor positivo y por lo tanto está en el frente y centro de la Presidencia finlandesa". EFE

cm

(Más información de la Unión Europea en euroefe.euractiv.es)