EFEMadrid

La 42 de la Feria Internacional del Turismo (Fitur), que se celebra esta próxima semana en Madrid con la presencia de casi 7.000 empresas y 107 países, pretende erigirse en el acelerador de la actividad turística, aunque el sector cree que la recuperación de los niveles prepandemia no se verá hasta 2023.

El fin de 2021 ha complicado el panorama con la expansión de la variante ómicron del coronavirus, ha frenado la recuperación que se venía observando desde mayo pasado y amenaza también los números de este primer trimestre, pero el sector confía en que a partir de abril comience la remontada.

Fitur puede ser la punta de lanza para ese momento, y ese es el mensaje que tratan de trasladar los organizadores y las administraciones públicas, que coinciden en que el turismo ha mostrado que convive de forma segura con la nueva realidad derivada de la pandemia y que debe recuperar su liderazgo como palanca de desarrollo.

Con República Dominicana como país socio en esta ocasión, el recinto de Ifema, en Madrid, acogerá a unas 90.000 personas, 60.000 de ellos profesionales, entre los próximos días 19 y 23, los tres primeros sólo para el sector y el fin de semana para el público en general, como es habitual.

La organización ha optado por la presencialidad, en una apuesta más arriesgada que la de la feria de Berlín -será en marzo sólo virtual- aunque mantiene también los formatos online que ya se desarrollaron en la edición de 2021.

SEGURIDAD SANITARIA

Las medidas de seguridad sanitaria, puestas en marcha ya en la edición del año pasado con éxito, exigen tanto para profesionales como para el público en general la presentación del certificado covid, en el caso de los ciudadanos de la Unión Europea, o el código QR Spain Travel Health, que permite la entrada en España desde países no comunitarios.

En ausencia de cualquiera de estos dos documentos habrá que presentar un test negativo (PCR o antígenos) hecho en las 24 horas anteriores y será obligatorio usar mascarilla FFP2.

Con 600 expositores y 6.933 empresas en ocho pabellones, las cifras están todavía lejos de los niveles de la edición de enero de 2020, justo antes de declararse la pandemia (más de 900 expositores, 11.000 empresas, 165 países y 250.000 visitas) pero mejoran sustancialmente las del año pasado, cuando apenas se llenaron tres pabellones.

Ifema prevé que visiten el recinto la semana próxima alrededor de 90.000 personas, 60.000 de ellos profesionales que además podrán interactuar a través de la plataforma digital, Fitur LIVEConect, ya operativa desde el pasado 20 de diciembre y que se mantendrá hasta el 4 de febrero.

FITUR EN EL METAVERSO

Entre las novedades de la feria destaca la primera edición de Fitur Cruises, que el sábado presentará al público su oferta para tratar de relanzar un segmento especialmente azotado por la pandemia.

Al mismo tiempo, se activará también por primera vez la plataforma Helixa, una instalación tecnológico-artística que permitirá a los visitantes la creación en tiempo real de su avatar, un gemelo digital personalizado con el que se podrá interactuar en plataformas digitales y en el metaverso.

Igual que en ediciones anteriores, Fiturtechy será un espacio de difusión del conocimiento y la innovación, con cuatro foros sobre negocios, destinos, sostenibilidad y tendencias de futuro.

Fitur Know How & Export, organizado por Segittur con la colaboración del ICEX; Mice (de turismo de negocios); Screen (para mostrar la conexión del turismo y el cine); LGBT+; Talent; Woman, Lingua, y Travel Technology son los otros foros que se desarrollarán en el recinto de Ifema.

En los márgenes de la feria se celebrarán la XXIV edición de CIMET, que reunirá a los principales ministros y empresarios de turismo iberoamericanos, el XI Foro de Liderazgo Turístico de Exceltur y el Foro Hotusa, espacios de reflexión sobre la situación y el futuro del sector.

LAS CIFRAS DE 2022

Para el conjunto del año la alianza turística Exceltur -que reúne a 33 empresas del sector- calcula que el PIB turístico alcanzará los 135.461 millones euros, un 87,5 % de los niveles de actividad prepandemia pero 47.000 millones por encima del valor del año recién cerrado.

Con ese volumen, el turismo volverá a aportar un 10,5 % a la economía española, pero seguirá todavía casi dos puntos por debajo de los valores de 2019 (12,4 %).

La recuperación pivotará sobre todo en la demanda nacional, que ya ha salvado parcialmente los números de 2021, y en la media distancia, sobre todo en los destinos europeos, porque los desplazamientos de largo radio siguen todavía muy limitados, especialmente desde Asia.

Y en el mercado nacional los destinos punteros volverán a ser los del norte, la llamada España Verde, y los de interior, aunque también remontarán las costas y las islas.