EFEDavos (Suiza)

El presidente del BBVA, Francisco González, ha asegurado en Davos en una entrevista con Efe que "nadie cree que Cataluña vaya a ser independiente", ha animado a no bajar la guardia ante los buenos datos del paro conocidos hoy y ha señalado que desde aquí, España se percibe "muy bien".

González es un veterano asistente al Foro Económico Mundial, que cada año reúne durante una semana a los principales dirigentes políticos y económicos en la pequeña localidad alpina.

Sobre el proceso soberanista de Cataluña, al que se refirió el rey Felipe VI en su discurso de este miércoles, Francisco González ha sido rotundo: "nadie cree que Cataluña vaya a ser independiente".

Aunque "se creó mucho ruido", todo ha quedado en "un viaje imposible, prometiendo cosas imposibles", ante lo que España ha reaccionado "dentro de la ley y de la Constitución".

La situación es ahora muy clara, ha añadido, y todo el mundo sabe que "el Estado de derecho funciona y nadie cree que Cataluña vaya a ser independiente".

El presidente de BBVA ha aludido también a la noticia del día en España, la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada hoy.

La EPA ha revelado que el número de desempleados disminuyó en 471.000 personas en 2017, hasta las 3.766.700 personas, lo que dejó la tasa de paro en el 16,55 %, datos que no se veían en el mercado laboral desde 2008.

Este "muy buen dato", que rebaja la tasa de desempleo en dos puntos porcentuales, no implica que se pueda bajar la guardia, sino que apunta a que hay que seguir con las reformas.

Estos números sólo pueden animar al país a "trabajar más y continuar con las reformas", entre otras cosas para reducir la temporalidad del empleo.

Por todo ello, ha añadido, desde Davos, España "se percibe bien", ya que ha sido "una referencia durante estos años", en los que ha crecido más que el resto de Europa; en conjunto se ha hecho un "muy buen trabajo desde el punto de vista económico", y sin duda el país va a seguir creciendo por encima de la media europea.

Por lo que respecta a la situación del banco, Francisco González ha afirmado que está atravesando un "momento excelente", tras varios años trabajando en la conversión digital.

Este año, ha desvelado, un 50 % de la clientela será digital, lo que en la práctica significa que "tienen más producto, más relación con el banco y están mucho más satisfechos".

BBVA está liderando en todo el mundo la conversión digital de las entidades financieras, y se encuentra "ganando velocidad de crucero".

El presidente de BBVA cree, no obstante, que este nuevo contexto, marcado por la irrupción de las nuevas tecnologías -inteligencia artificial, "blockchain" o cadenas de bloques para garantizar transacciones por internet- ha llegado sin que el marco regulador esté a punto.

En este momento, ha explicado, se está creando "un nuevo orden mundial, la cuarta revolución industrial", y continuamente aparecen nuevos modelos y nuevas herramientas.

Para aprovechar todo el potencial de estas nuevas tecnología es preciso tener una regulación adecuada, algo que "probablemente" no ocurre todavía.

Para que todo ello "se aproveche en favor de todos", ha destacado, hay que pensar ya en una "regulación 2.0", que trabaje por los intereses de los consumidores, contra los riesgos sistémicos y en apoyo de la innovación.