Atenas, 12 abr (EFE). - El primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis, anunció este martes que se acelerarán las exploraciones para la localización y evaluación de yacimientos de gas natural, con el objetivo de clarificar el mapa de fuentes energéticas que puedan ser explotadas, algo especialmente relevante en un momento en que Europa intenta independizarse del suministro ruso.

El líder conservador señaló que estas exploraciones aceleradas serán realizadas en seis puntos del país (uno terrestre y cinco marítimos), donde se prevé que hay yacimientos de gas natural, de los cuales se presume que los más importantes están en las parcelas al oeste y sur de Creta y en el mar Jónico (noroeste).

En una reunión con el ministro de Energía, Kostas Skrekas, Mitsotakis señaló que la reducción de la dependencia del gas ruso es “el único camino” que puede tomar Grecia, si bien aseguró que la exploración de gas natural “no nos distanciará de nuestros objetivos a largo plazo de reducción de las emisiones de dióxido de carbono”.

"Tenemos indicios de posibles reservas de gas que nos hacen optimistas", dijo Mitsotakis después de la reunión, y agregó que si se descubren depósitos significativos, "reemplazaremos las importaciones con nuestra riqueza nacional".

Las exploraciones efectuadas en los últimos años apuntan a la posible existencia de yacimientos de gas tanto en el mar Jónico, como también en el sureste de Creta y otros puntos del país, la mayoría en zonas marítimas.

Sin embargo, retrasos burocráticos en cuanto a la emisión de licencias medioambientales para el avance de las exploraciones en combinación con el “giro” de muchas empresas de energía internacionales hacia las energías renovables tuvieron como consecuencia que muchas de las expectativas sobre los yacimientos griegos se redujeran.

El año pasado la empresa española Repsol se retiró de tres proyectos de exploración de gas natural en el país, entre los cuales había una parcela en el mar Jónico.

La estadounidense ExxonMobil y la francesa Total todavía mantienen junto con la empresa estatal de petróleo griega ELPE las licencias para los yacimientos cerca de Creta, que los expertos ven como los más grandes en el país, pero hasta ahora no han mostrado interés en iniciar exploraciones sísmicas en el área. EFE

dsp/ih/pi