EFEPekín

La promotora Hopson Development considera legalmente vinculante el acuerdo de compra al que había llegado para comprar la participación mayoritaria de una filial de Evergrande, Evergrande Property Services, pese a que Evergrande anunció la rescisión del acuerdo este miércoles, recogen hoy medios chinos.

En un comunicado, Hopson Development explicó ayer que "considera que el acuerdo es legalmente vinculante y que no está sujeto a ninguna condición previa".

Además, Hopson, "siguiendo lo estipulado en el acuerdo" ya ha "tomado las medidas pertinentes para completar la compra y preparado los fondos para ello", explicó ayer.

La operación suponía el traspaso del 50,1 % de Evergrande Property Services, filial de Evergrande, a Hooplife, a su vez filial de Hopson, por un importe de 20.040 millones de dólares de Hong Kong (2.577 millones de dólares, 2.213 millones de euros).

Sin embargo, el gigante inmobiliario chino anunció este miércoles la ruptura de las negociaciones, acusando a Hooplife de "no haber cumplido con los requisitos previos para hacer una oferta general por las acciones de Evergrande Property Services", lo que llevó al grupo el pasado día 13 a "ejercer su derecho de rescisión con respeto al acuerdo".

Por su parte, Hopson aseguró que la operación no se completó el día especificado para hacerlo, el 12 de octubre, por lo que un día después reclamó a Evergrande que cumpliese con su parte del acuerdo, ante lo que recibió la citada nota de rescisión.

Además, Hopson acusó a Evergrande de exigir cambiar el método de pago después de que se pactasen los términos del acuerdo, algo que la promotora calificó de "inaceptable".

Este conflicto complica todavía más la situación de Evergrande, sobre cuya capacidad para hacer frente a un pasivo de más de 300.000 millones de dólares (258.000 millones de euros) existen dudas a nivel internacional.

El medio local Securities Times informó hoy de que Evergrande ha abonado los intereses adeudados de un bono 'offshore' -unos 84 millones de dólares- que debía haber pagado el pasado 23 de septiembre, evitando así incurrir en impago.

Sin embargo, Evergrande todavía ha de abonar la próxima semana 47,5 millones de dólares en intereses de otro bono 'offshore' si quiere evitar entrar en una situación de impago. EFE

aa/gcf