EFEBarcelona/Madrid

El fondo australiano IFM ha lanzado este martes una opa por el 22,69 % de Naturgy por 5.060 millones de euros, una oferta pensada para inversores institucionales y minoritarios de Naturgy que ha disparado las acciones de la compañía española un 15,48 %, hasta los 22,19 euros.

En concreto, la oferta se dirige a 220 millones de acciones de la compañía energética a un precio de 23 euros por acción, lo que supone una prima del 19,7 % respecto al cierre de la cotización de ayer, del 22,7 % sobre la media de los últimos tres meses y del 28,9 % sobre el precio medio de los últimos seis meses.

Al hacerse pública la opa parcial, tanto el vehículo de inversión Rioja, integrado por CVC y la familia March, que suman un 20,72 % del accionariado, como el fondo GIP, con un 20,64 %, han comunicado que se han obligado a "no aceptar" la oferta, mientras que aún falta por conocerse la postura de Criteria, el holding de participadas de La Caixa, que es el primer accionista de Naturgy, con un 24,8 %, y también la de la argelina Sonatrach, que controla un 4,1 %.

En cualquier caso, fuentes cercanas a este fondo australiano subrayan a Efe que no pretenden desplazar a Criteria como primer accionista de Naturgy, sino que lanzan esta oferta pensando en los inversores institucionales, es decir, en planes de pensiones, fondos o entidades e instituciones con paquetes relevantes de acciones de la compañía, que suman un total del 21,7 % del accionariado, y en los minoritarios, que tienen otro 8 % del capital.

En esta línea, añaden que IFM tiene voluntad de permanencia en el accionariado de Naturgy y que valora la gestión que está haciendo la compañía, liderada por Francisco Reynés.

La operación, en cualquier caso, ha pillado por sorpresa a Naturgy, que ha precisado a la Comisión Nacional del mercado de Valores (CNMV) que ha conocido esta misma mañana, a través del supervisor bursátil español, los términos y condiciones de la oferta "no solicitada", y ha añadido que el Consejo de Administración se pronunciará sobre ella "cuando lo considere oportuno" y, en cualquier caso, "cuando sea legalmente preceptivo".

De entrada, Naturgy ha contratado los servicios de las firmas de servicios legales y financieros Freshfields y Citi para analizar la oferta voluntaria realizada sobre este 22,7 % del capital social, pero ha querido dejar claro que "continuará operando sus negocios en el mejor interés de sus accionistas".

La opa parcial ha pillado a Naturgy justo antes de la presentación de resultados anuales, que prevé dar a conocer en febrero y cuando está ultimando el plan estratégico para los próximos años.

Según ha explicado el fondo de pensiones australiano, la oferta estará sujeta a recibir las correspondientes autorizaciones regulatorias y de competencia, y alcanzar un nivel mínimo de aceptación de, al menos, 164.834.347 acciones, equivalentes al 17% del capital social de Naturgy.

De hecho, el Gobierno tiene la última palabra sobre la opa amistosa lanzada por el fondo IFM para hacerse con ese 22,7 % del capital de Naturgy, al tratarse de una compañía energética y por tanto estratégica para España. según ha subrayado la ministra portavoz, María Jesús Montero.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la también ministra de Hacienda ha recordado que el Gobierno hizo un cambio en la normativa para que la compra de una participación superior al 10 % en una empresa estratégica tenga que contar necesariamente con el visto bueno del Ejecutivo.

Por otra parte, IFM ha precisado que financiará la mayor parte de la adquisición mediante compromisos de capital de sus inversores y el resto mediante deuda bancaria.

Fuentes cercanas a IFM han detallado a Efe que recientemente comunicaron sus intenciones de lanzar esa opa parcial a los accionistas de referencia de Naturgy, y que no cuestionan el papel de Criteria como primer accionista.

En declaraciones remitidas a Efe, el vicepresidente de IFM, Jaime Siles, ha asegurado que "la transacción propuesta es en el mejor interés de los accionistas que deseen vender sus acciones, puesto que pueden obtener un precio elevado por sus acciones, y también en el mejor interés de Naturgy, puesto que su Consejo de Administración y su equipo gestor se podrán beneficiar del apoyo y la experiencia de IFM, en un momento en que Naturgy lidera el camino hacia la transición energética", ha añadido.

Por su parte, Victoria Torre, responsable de Oferta Digital de Singular Bank, ha opinado que el precio ofrecido a los accionistas supone una prima importante, pero ve difícil que la opa parcial tenga éxito si Criteria no acude a la operación.

Naturgy, la antigua Gas Natural Fenosa, es una empresa líder en el sector energético y la mayor compañía integrada en gas y electricidad en España y América Latina, que cuenta con casi 19 millones de clientes en cerca de 20 países en todo el mundo.

Por su parte, el grupo australiano IFM, uno de los fondos de pensiones más importantes del país, es uno de los actores protagonistas en las grandes licitaciones de infraestructuras internacionales, donde compite en muchas ocasiones con las empresas españolas.

Además, ha protagonizado importantes operaciones corporativas en grupos españoles. Es el caso de OHL, a la que le compró en 2018 su negocio de concesiones -que entonces era la joya de la corona de la compañía- por 2.158 millones de euros y que pasó a denominarse después Aleatica.

El fondo también se convirtió en aliado de FCC en su negocio de agua, tras comprarle en 2018 al grupo español el 49 % del capital de su filial Aqualia por 1.024 millones de euros.