EFEMadrid

La compañía sueca Ikea ha presentado un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) que afecta a unos 6.600 empleados, el 83 % de su plantilla en España, motivado por el cierre de las tiendas por el estado de alarma decretado ante la pandemia del coronavirus.

Según ha informado la compañía a través de un comunicado, el ERTE tiene efecto desde el 14 de marzo, aunque Ikea se ha comprometido a complementar hasta el 100 % del sueldo de sus empleados hasta el día 11 de abril, fecha en la que está previsto que concluya el estado de alarma si no es prorrogado por el Gobierno. De hecho, ha abonado la nómina íntegra de marzo.

Asimismo, se ha comprometido a no despedir a ningún empleado cuando se vuelva a la normalidad.

Ikea ha subrayado que la presentación del ERTE conlleva una serie de medidas laborales asumidas por la compañía para "proteger a sus empleados y el negocio".

Además, durante el periodo de suspensión de los contratos, los trabajadores que tengan contratado seguro médico no perderán la póliza, ya que Ikea adelantará el pago de cada colaborador directamente a la compañía aseguradora y los trabajadores podrán seguir beneficiándose del 15 % que tienen de descuento como empleados de la empresa.

La compañía sueca asegura que ha asumido con total "responsabilidad" la decisión del Gobierno de cerrar las tiendas para contener la expansión del coronavirus, al tiempo que está donando material a hospitales y otros productos que pueden ser de utilidad en la atención a pacientes y la protección de personal sanitario y de colectivos más vulnerables.