EFEGranada

Operar por cuenta propia en mercados de futuro o mover activos en bolsa ha dejado de ser una profesión exclusiva para convertirse en la alternativa para ganar dinero gracias a las clases llenas de trucos de Francisca Serrano, la única española en el "Money Show" de la Vegas.

Si las velas japonesas le suenan a chino, el mercado que domina es el de su barrio y los gráficos que indican las subidas y bajadas de la bolsa mundial le parecen de película, tiene el perfil perfecto para ser alumno de Francisca Serrano.

Esta malagueña afincada en Granada, donde estudió Derecho, ha firmado su sexto libro para allanar el camino hacia eso de ganar dinero comprando y vendiendo activos y enseña a alumnos de cualquier perfil a convertirse, como ella, en operadora bursátil.

"Nunca había pensado en convertirme en 'trader' porque no sabía nada de bolsa y hasta me suspendieron la asignatura de economía, pero leí que había gente normal, carniceros y amas de casa que se dedicaban a eso, y decidí probar", ha explicado a Efe Serrano.

Con su plaza de abogada de la Junta, ya como funcionaria, se propuso estudiar para emular a las ejecutivas agresivas de las fantasías peluqueras que compran y venden a gritos por teléfono y ganan o pierden millonadas sin inmutarse, y decidió dedicar tres años de su vida -el tiempo de una diplomatura- a estudiar.

"Y entonces se rompe lo icónico, destierras la titulitis y te das cuentas de que, con una conexión a internet y desde casa, cualquier persona normal con formación puede dedicarse a la bolsa", ha apuntado esta experta, la única española en el "Money Show" de Las Vegas, un evento que une a los mejores gestores, economistas y operadores del mundo.

Antes de escalar hasta ese panel de expertos mundiales, Serrano compaginó su trabajo de funcionaria con la compra de activos y su participación en bolsa, aunque fue reduciendo la jornada hasta el mínimo porque ganaba más dinero en el mercado de valores que en la Administración.

"No es complicado cuando te enseñan bien", ha destacado la experta, que tiene una escuela de bolsa e inversiones "para torpes" con sede en Granada, un centro por el que han pasado más de 1.500 alumnos, algunos aventajados con ganancias de miles de dólares.

Esta experta recalca que la clave está en que no se juega a bolsa, porque el conocimiento de tendencias, estadísticas, mercados y valores permite modificar las probabilidades de ganar, saber cuánto dinero se puede perder para recuperarlo después y hacerlo además sin necesidad de tener más de 400 dólares en la cuenta.

"El perfil no existe porque hay alumnos que son estudiantes, amas de casa, gente con trabajos que no les motivan o personas que se acercan al final de su vida laboral, que temen unas pensiones insuficientes y que aprender a manejar la bolsa como plan B, para ganar quinientos o mil euros más al mes", ha añadido Serrano.

En sus libros y en las clases comparte los secretos para interpretar datos, analizar las "velas japonesas" que iluminan las tendencias y sacar rentabilidad de una bolsa que es cada vez más accesible.

Además, las ganancias por derechos de autor de su último libro recién publicado -"Análisis técnico de bolsa y 'trading' para 'dummies'"-, y parte de lo que ingresa por su escuela, lo destina a proyectos solidarios desde la Fundación Agua y Cáncer.

Por un lado, desarrolla iniciativas para minimizar las condiciones de pobreza extrema en Burkina Faso y, por otro, financia proyectos de investigación del equipo liderado por el científico José Luis García Pérez, que desde Granada investiga el genoma humano para combatir el cáncer.

Otras dos inversiones en valores, pero a lo grande.

María Ruiz