EFETokio

El producto interior bruto (PIB) de Japón avanzó entre julio y septiembre un 2,5 por ciento anualizado, según los datos revisados hoy por el Ejecutivo, que suponen 1,1 puntos más que su cálculo inicial.

La tercera economía mundial se expandió a su vez un 0,6 por ciento en términos reales con respecto al trimestre precedente, el doble de lo estimado, lo que supone su séptimo avance trimestral consecutivo, según los datos publicados hoy por la Oficina del Gabinete.

La revisión al alza del indicador se debió sobre todo al aumento de la inversión de capital corporativo y de inventarios, un dato de peso para la economía nipona.

En cambio, el consumo, componente que representa en torno al 60 por ciento del PIB de Japón, se mantuvo plano tanto a ritmo anual como intertrimestral.

Las exportaciones, otro de los motores de la economía japonesa, también permanecieron sin cambios en la revisión, y con su avance del 1,5 por ciento anual y un 02 por ciento intertrimestral fueron el principal factor responsable de la expansión económica.

Los datos superan ligeramente las previsiones de la mayoría de los analistas, y reflejan el período más largo de crecimiento continuado del país desde el que encadenó entre abril de 1999 y marzo de 2001, con ocho avances trimestrales consecutivos.