EFETokio

La aerolínea nipona JAL registró un déficit neto de 93.707 millones de yenes (752 millones de euros/885 millones de dólares) entre los pasados meses de abril y junio debido al impacto de la pandemia, según anunció hoy.

Estas pérdidas contrastan con el beneficio neto de 12.958 millones de yenes (104 millones de euros/122 millones de dólares) que se embolsó la compañía en el mismo período del año precedente.

Su resultado operativo también fue negativo por valor de 131.010 millones de yenes (1.051 millones de euros/1.238 millones de dólares), según informó en un comunicado la mayor aerolínea nipona por volumen de pasajeros.

Su facturación fue de 76.390 millones de yenes (613 millones de euros/722 millones de dólares), lo que supone un 78,1 % menos que la registrada el año pasado entre abril y junio, período que constituye el primer trimestre del ejercicio fiscal en Japón.

Al igual que hizo al anunciar sus resultados del ejercicio 2020 el pasado abril, JAL se abstuvo de publicar su previsión de resultados para el año fiscal en curso, que terminará a finales de marzo de 2021, debido a la incertidumbre causada por la pandemia de COVID-19.

La aerolínea afirmó que publicará una estimación de sus resultados "en cuanto las condiciones de negocio sean previsibles hasta cierto punto".

JAL se ha visto afectada por las restricciones a los viajes internacionales aplicadas en muchos países con motivo de la pandemia, unas limitaciones que en el caso de Japón siguen vigentes y vetan la entrada de viajeros procedentes de cerca de 150 países.

La aerolínea considera que la recuperación de la demanda de vuelos internacionales hasta niveles previos a la pandemia es "por ahora imprevisible" debido a la continuada propagación del nuevo coronavirus en numerosos países.

No obstante, destacó que se ha producido "una recuperación progresiva" de la demanda de vuelos domésticos desde que a mediados de junio el Gobierno nipón retiró su recomendación de evitar desplazamientos entre distintas prefecturas del país.