EFEMadrid

La Bolsa española ha cerrado con un recorte del 0,25 %, y queda al margen de la ola compradora generalizada en el mundo, que valora el futuro de tipos bajos prolongado que dibujó el miércoles la Fed, pero ese mensaje no sienta bien en los bancos, con un fuerte peso en el mercado español.

El IBEX 35, el principal indicador del mercado español, ha bajado 22,70 puntos, el 0,25 %, y cierra la sesión en 9.208,50 puntos, con lo que en lo que va de mes avanza el 2,27 % y en el año, el 7,83 %.

Los mercados se han centrado en la decisión de la Reserva Federal de EE.UU. de última hora de la tarde del miércoles en Europa de lanzar un mensaje más acomodaticio, más suave, sobre el futuro de tipos de interés: no los bajó pero si dejó la puerta abierta a descensos a futuro, que algunos analistas sitúan en la reunión de julio y otros, a la vuelta del verano.

En el mercado español, en el que el sector bancario tiene una ponderación superior al 27 %, todas las entidades han terminado el día con recortes, del 4,53 % en Sabadell, del 3,40 % en Bankia y superiores al 2 % en Bankinter y CaixaBank. Es lo que explica el comportamiento diferencial de la bolsa española.

El tono del discurso del presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, ha cambiado ostensiblemente y este miércoles dijo, en esa jerga tan propia de los bancos centrales, que la "justificación para una política monetaria más acomodaticia se ha fortalecido". Traducido: La Fed cree que hay razones para bajar los tipos de interés y tratar de sostener la expansión de la economía.

Con esta decisión la Fed hacía caso omiso a las presiones del presidente de EEUU, Donald Trump, muy crítico con el emisor norteamericano al que considera responsable de que el crecimiento del país no sea más vigoroso.

El escenario de tipos más bajos castiga al dólar, que pierde posiciones contra las principales divisas del mundo. Al cierre de los mercados en España el euro se cambia a 1,128 dólares, frente a los 1,122 de cierre de la víspera.

Las mejores perspectivas respecto a la posibilidad de un acercamiento en la guerra comercial entre EEUU y China, cuyos máximos mandatarios se verán en la reunión del G20 de final de mes en Japón, animan también las compras.

Así, el mercado asiático ha cerrado con fuertes subidas, de hasta el 3 % en el CSI 300 chino, del 1,23 % en el Hang Seng de Hong Kong y del 0,60 % en el Nikkei japonés. Wall Street abre también con una fuerte corriente compradora, con un alza del 0,56 % en el Dow Jones en el momento de cierre de los mercados en España.

En las principales bolsas europeas la subida más destacada ha sido la de Milán, con una ganancia del 0,66 %, Fráncfort avanza el 0,38 %, París, el 0,31 % y Londres, el 0,28 %.

En la bolsa española, además de las caídas de los bancos destacan los avances de IAG (2,48 %) y Siemens Gamesa (1,97 %), al tiempo que Cie Automotive, Amadeus, Viscofan y Repsol han subido por encima del 1 %.

En el mercado de deuda, el bono español a 10 años sigue marcando nuevos mínimos históricos, en el 0,385 %, frente al 0,398 % de la sesión anterior, con la prima de riesgo en 71 puntos básicos (dos más).

El crudo Brent ha subido con fuerza, desde 61,82 dólares por barril en que terminó el miércoles a 64,20 al cierre de los mercados en Europa.

Esta subida coincide con el aumento de la tensión entre EEUU e Irán después de que un avión no tripulado de la Armada americana fuera derribado mientras volaba sobre el estrecho de Ormuz en el espacio aéreo internacional, según ha informado la cadena ABC News.