EFETokio

La Bolsa de Tokio subió hoy con fuerza impulsada por la revisión al alza del avance del producto interior bruto (PIB) de Japón en el trimestre julio-septiembre, que espoleó a unos inversores ya animados por las ganancias en Wall Street.

El índice de referencia Nikkei avanzó 313,05 puntos, un 1,39 %, y quedó en los 22.811,08 enteros, mientras el segundo indicador, el Topix, que agrupa a los valores de la primera sección, subió 17,48 puntos, un 0,98 %, hasta situarse en las 1.803,73 unidades.

El parqué tokiota arrancó al alza gracias al ánimo que dejó en los inversores el cóctel de las ganancias en Nueva York del jueves y la publicación, poco antes de la apertura, de la revisión al alza del PIB nipón del tercer trimestre, muy por encima de lo previsto.

El PIB del país asiático avanzó entre julio y septiembre a un ritmo anualizado del 2,5 % y un 0,6 % en términos reales con respecto al trimestre precedente, el doble de lo estimado, debido principalmente al aumento de la inversión de capital corporativo y de inventarios, según el dato revisado del Ejecutivo.

"La inversión de capital corporativo fue una sorpresa positiva que apoyó las acciones relacionadas con la maquinaria", dijo el analista Mitsuo Shimizu, de Japan Asia Securities, a la agencia de noticias Kyodo.

El sector del transporte terrestre lideró las ganancias, seguido por el de los instrumentos de precisión y el transporte marítimo.

Los fabricantes de maquinaria industrial Komatsu y Hitachi Construction Machinery subieron un 3,4 % y un 2,3 %, mientras los títulos de Toyota Motor se revalorizaron un 1,2 % gracias a la depreciación del yen, que favoreció a los exportadores nipones.

Destacó además la subida del productor de pantallas LCD Japan Display, que se disparó un 8,4 %, después de que el diario nipón Nikkei informara de que Apple podría usar sus cristales líquidos en uno de los tres modelos que lanzará a finales de 2018.

En la primera sección, 1.405 valores avanzaron frente a los 543 que retrocedieron, mientras que 99 terminaron el día sin cambios.

El volumen de negocio ascendió a 3,746 billones de yenes (28.110 millones de euros), frente a los 2,807 billones de yenes (21.061 millones de euros) de la víspera.

La Bolsa de Tokio cerró con ganancias una semana que arrancó a la baja ante la inquietud por la situación política de Estados Unidos, a raíz de los últimos desarrollos sobre la supuesta injerencia rusa en las elecciones que dieron la victoria a Donald Trump.

Las expectativas sobre la puesta en marcha de la reforma fiscal en la primera economía mundial logró insuflar algo de optimismo, que se desinfló cuando la Administración Trump anunció el cambio en su posición en el conflicto palestino-israelí, con el reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel y el traslado allí de su embajada.

La caza de gangas motivada por las pérdidas en días precedentes hizo que Tokio subiera el jueves, ganancias que terminó de rematar hoy impulsada por la revisión al alza del avance del PIB japonés en el trimestre de julio a septiembre.