EFETokio

La Bolsa de Tokio extendió sus pérdidas este miércoles y cerró en su peor nivel en cuatro meses, debido al temor a una desaceleración económica global a medida que aumentan los casos de contagio del nuevo coronavirus fuera de China.

El índice de referencia Nikkei bajó 179,22 puntos, un 0,79 %, hasta situarse en 22.426,19 puntos, su peor cierre desde el 15 de octubre de 2019, cuando el selectivo cerró en 22.207,21 enteros.

El segundo indicador, el Topix, que agrupa a los valores de la primera sección, retrocedió 12,09 puntos, un similar 0,75 %, hasta quedar en 1.606,17 unidades.

El parqué tokiota abrió la sesión a la baja y llegó a caer hasta un 2,1 % en el primer tramo de la negociación, contagiada por el pesimismo en las Bolsas europeas y en Wall Street.

Los casos en Europa van en aumento y las autoridades estadounidenses han instado a la población a prepararse para la propagación del virus, generado preocupación por su consiguiente impacto económico y una potencial desaceleración económica global.

La plaza nipona consiguió recortar pérdidas durante la tarde, pero no acabar con la racha a la baja que encadena desde la sesión del pasado 21 de febrero. Desde entonces acumula una caída del 4,5 %.

Todos los sectores cosecharon pérdidas, que estuvieron lideradas por el minero, el inmobiliario y el del transporte aéreo.

La farmacéutica Daiichi Sankyo lideró los retrocesos entre las 225 empresas que cotizan en el Nikkei, con una caída del 3,86 %.

Le siguieron la compañía de productos marinos Nippon Suisan y la firma de motores y equipos para aviones y barcos IHI, que se dejaron un 3,68 % y un 3,58 %, respectivamente.

Entre las empresas que sortearon el naufragio bursátil japonés del miércoles estuvieron el operador de satélites de telecomunicaciones SKY Perfect JSAT, que lideró las subidas del Nikkei con un alza del 7,29 %, y el grupo tecnológico Canon, que avanzó un 3,57 % y fue la séptica compañía con mayor volumen de negociación de la jornada.

En la primera sección, que engloba a las firmas con mayor capitalización, 1.464 valores retrocedieron frente a 620 que avanzaron, mientras que 76 terminaron la sesión sin cambios.

El volumen de negociación ascendió a 3 billones de yenes (25.071 millones de euros), frente a los 3,31 billones de yenes (27.577 millones de euros) de la jornada previa.