EFETokio

La Bolsa de Tokio repuntó hoy animada por el apetito de riesgo de los inversores alimentado por el avance en el parqué de Shanghái, y se recuperó así de su fuerte caída de la víspera en medio de un ambiente pesimista en los mercados mundiales.

El índice de referencia Nikkei subió 80,40 puntos, un 0,37 por ciento, hasta situarse en 22.091,18 puntos, el segundo indicador, el Topix, que agrupa a los valores de la primera sección, subió 1,35 puntos, un 0,08 %, hasta 1.652,07 unidades.

El parqué tokiota se movió entre terreno positivo y negativo terminando al alza gracias al impulso que supuso la fuerte subida en las acciones chinas.

Sin embargo, la tendencia alcista se vio limitada debido a que los inversores se encuentran a la espera de la publicación de las ganancias del primer semestre de las compañías niponas, según apuntó el analista de IwaiCosmo Securities, Toshikazu Horiuchi, en declaraciones recogidas por la agencia Kyodo.

Además, asuntos internacionales como las tensiones comerciales entre EEUU y Arabia Saudí, por el asesinato del periodista Jamal Khashoggi, crítico con la monarquía absoluta saudí, en el consulado de su país en Estambul a principios de mes, continuaron pesando.

La firma electrónica japonesa Oki Electric Industry se elevó un 9,5 % después de que la compañía informase este martes una pérdida neta menor a la prevista.

En el apartado negativo destaca la caída del fabricante automovilístico Subaru, del 7 %, a consecuencia del recorte en las previsiones de ganancias para el primer semestre fiscal, publicadas este martes.

En la primera sección, la de las firmas con mayor capitalización, hubo 1.283 que terminaron con ganancias, 792 con retrocesos y 96 sin cambios.

El volumen de negociación ascendió hoy a 2,72 billones de yenes (21.208 millones de euros), por encima de los 2,57 billones de yenes (19.970 millones de euros) de la jornada previa.