EFEMadrid

La Bolsa española ha cerrado hoy con un alza del 0,25 % aunque sin saber muy bien a qué atenerse porque el Banco Central Europeo (BCE) sigue dando muestras de que está dispuesto a apoyar el crecimiento de la economía pero las medidas anunciadas han sabido a poco y han dejado cierta decepción.

El principal indicador del mercado español, el IBEX 35, ha cerrado con un avance de 22,80 puntos, el 0,25 %, que lo sitúan en 9.082,30 puntos. Desde principio de año avanza un 6,35 %.

Las decisiones adoptadas por el emisor de la eurozona -con las que da una nueva vuelta de tuerca en su intento de que la transmisión de la política monetaria a la economía real funcione- han caído bien en los mercados, pero los analistas consideran que el BCE se ha quedado corto y que en el futuro tendrá que seguir actuando.

El BCE ha bajado la tasa de depósito -lo que cobra a los bancos por los fondos que depositan en el emisor de la eurozona- al -0,5%, con lo que trata de incentivar que los bancos aumenten el préstamo para financiar el crecimiento. No obstante, ha introducido un factor de corrección para evitar que ese coste que soportan los bancos penalice su ya tocada rentabilidad.

También se ha anunciado el importe del programa de adquisición de activos, por 20.000 millones de euros, por debajo de los 30.000 millones que adelantaba el mercado, y la ampliación del plazo de las operaciones de financiación a largo plazo hasta los 3 años, uno más de lo avanzado anteriormente.

Los analistas defienden que el BCE tendrá que seguir actuando, aunque la política monetaria ya no consigue los efectos perseguidos por lo que apelan a las autoridades de la Unión Europea a trabajar en políticas fiscales expansivas, explica Félix López, socio director de ATL capital.

A la vistas de las decisiones del emisor, los mercados europeos han reaccionado con subidas, del 0,88 % en Milán y de 0,4 % en París y Fráncfort, en tanto que Londres ha terminado prácticamente en tablas.

El menor crecimiento del mercado español se explica, igual que viene ocurriendo a lo largo del año, por la mayor ponderación del sector bancario, pese a que, según destaca el experto del IEB Aurelio García del Barrio, se va a suavizar el coste de la tasa de deposito a los bancos.

En el mercado español, entre los bancos, las compras han dominado en BBVA, con un alza del 1,12 % y en Bankinter y Santander, con subidas del 0,4 % en cada caso, mientras que han cerrado en rojo Bankia (-1,73 %), Sabadell (-1,10 %) y CaixaBank (-0,93 %).

Con todo, las caídas más destacadas han sido para Ence, que ha cedido el 3,44 %, Viscofán ha recortado el 3,11 %, y Meliá ha perdido el 3,03 % de su valor.

En el lado comprador, el mejor valor de la sesión ha sido Cellnex, con un avance del 2,32 %; Ferrovial ha ganado el 2,25 %, Masmovil el 1,60 %, CIE el 1,38 % e Iberdrola, el 1,24 %.

En el mercado de deuda, el bono español a diez años se paga al 0,214 % (0,247 % el miércoles) y el alemán cotiza al -0,522 % (-0,566 % anterior), aunque en el momento de la rueda de prensa del presidente del BCE, Mario Draghi, se observó una caída más profunda de los rendimientos.

El euro, que se colocó en torno a mínimos de dos años en ese mismo momento, cotiza al cierre de los mercados en España a 1,106 dólares y el petróleo se paga, en el momento de cierre de los mercados en Europa, a 59,96 dólares por barril de Brent.