EFEMadrid

La bolsa española ha bajado por cuarta semana consecutiva y ha perdido el 0,24 % en este período, afectada por los vaivenes existentes en la guerra comercial entre Estados Unidos y China y por su repercusión en la economía y los mercados financieros.

Así, el principal indicador del mercado nacional, el IBEX 35, terminó la semana en 8.649,5 puntos después de bajar el viernes el 0,77 %. De esa manera, con el rendimiento de la deuda española a diez años en el 0,14 %, las ganancias anuales quedan en el 1,28 %.

La bolsa española, junto con Londres, fueron las únicas de las grandes plazas europeas que concluyeron este período con pérdidas, ya que el parqué británico cedió el 0,31 %, después de que hubiera reticencias en Europa a negociar el acuerdo sobre el "brexit". Mientras el euro se cambiaba a esta hora a 1,112 dólares, Milán subió el 0,74 %; París el 0,49 % y Fráncfort el 0,42 %.

La bolsa española no registraba una racha similar de pérdidas semanales desde el comienzo del otoño de 2018, aunque este ciclo comenzaba con buenas noticias en el terreno de la guerra comercial entre Estados Unidos y China al decidir las autoridades de este país prorrogar tres meses el permiso dado a Huawei para hacer negocios con empresas estadounidenses, lo que beneficiaba al sector tecnológico.

Además, China rebajaba los tipos de interés oficiales para algunos créditos y Alemania estaba dispuesta a aplicar estímulos fiscales para animar la actividad económica.

Sin embargo, al día siguiente se torcía la recuperación bursátil iniciada el viernes anterior, en lo que influía la dimisión del primer ministro italiano Giuseppe Conte y la caída de la banca. Volvía a bajar la rentabilidad de la deuda y la bolsa perdía los 8.700 puntos.

Los siguientes días de la semana estuvieron condicionados por la información que pudieran proporcionar los bancos centrales estadounidense y europeo, a través de las actas de sus últimas reuniones, y de la reunión de los banqueros centrales en Jackson Hole (Wyoming).

Los bancos centrales incidían en las actas de las reuniones del mes pasado en establecer estímulos para impedir la recesión económica, aunque con matices, mientras que el presidente de la Reserva Federal -banco central estadounidense-, Jerome Powell, se comprometía el viernes con el crecimiento, lo que se entendía como una pleitesía a las demandas de bajada de tipos del presidente estadounidense, Donald Trump.

Además favorecían al mediodía semanal la subida de la bolsa los resultados de algunas empresas de comercio minorista estadounidenses (Target y Loews) o la renovación de los comentarios sobre la posible fusión de Renault y Fiat. También se recuperaba el sector exportador y los 8.700 puntos.

Los datos adelantados de actividad de agosto en la industria y el sector servicios en Europa, que arrojaban cifras mejores de lo esperado, y el buen comportamiento de la banca servían para que el jueves la bolsa intentara acercarse a 8.800 puntos.

La subida semanal se frustró finalmente el viernes a última hora por la decisión de China de ratificar la imposición de nuevos aranceles por valor de 75.000 millones a productos de Estados Unidos, mayormente agrícolas, que fue recibida con pérdidas por Wall Street y los mercados europeos.

Además, Trump "ordenaba" salir de China a las empresas de su país y el parqué neoyorquino perdía cerca del 2 % al cierre español en esta sesión. La semana concluía con pérdidas.

Para el analista de Self Bank Felipe López esta semana la bolsa ha estado más tranquila por la calma en el mercado de deuda y por la posibilidad de que Alemania introduzca estímulos fiscales para compensar la desaceleración económica y de que los bancos centrales sigan apoyando con estímulos económicos el crecimiento económico.

En cuanto a la evolución semanal de los grandes valores, la mayor caída correspondió a Banco Santander, el 3,29 %; BBVA cedió el 2,87 % y Telefónica el 1,12 %. Inditex recuperó el 4,08 %; Repsol el 0,6 % e Iberdrola el 0,15 %.

Hoy bajaron todos: BBVA cedió el 1,97 %; Repsol, con el petróleo Brent a menos de 59 dólares el barril, el 1,84 %; Banco Santander el 1,7 %; Telefónica el 0,9 %; Inditex el 0,62 % e Iberdrola el 0,58 %.

El peor resultado semanal correspondió a Caixabank, que cedió el 3,38 %, seguido de tres bancos: Santander, BBVA y Sabadell, que bajó el 2,66 %, mientras que Viscofán cayó el 2,27 % y Enagás el 2,27 %.

Mediaset lideró las subidas del IBEX esta semana con un alza del 8,9 % por las trabas de Vivendi a la opa presentada por Mediaset Italia, en tanto que MásMóvil ganó el 8,84 %, seguida de Inditex, mientras de Cellnex subió el 3,96 %.