EFEMadrid

El Ibex 35, el principal índice de la Bolsa española, se ha desinflado en el tramo final de la sesión ante la acumulación de datos macroeconómicos decepcionantes y ha cerrado prácticamente plano, con una subida del 0,08 %, pero rompe una racha de cuatro jornadas en rojo.

Con el lastre de los bancos, excepto del BBVA, el selectivo ha sumado 5,60 puntos y ha cerrado en 6.654,20 puntos, con lo que no recupera finalmente el nivel de los 6.700 puntos, algo que había logrado en algunos momentos de la sesión. En lo que va de año, el parqué nacional acumula un descenso del 30,32 %.

Dentro del Ibex, los tres valores que más han bajado son bancos: Bankinter (-4,66 %), Sabadell (-3,94 %) y CaixaBank (-2,95 %). Bankia ha perdido un 2,64 %, el quinto mayor descenso, y Santander, un 1,46 %.

En el sector bancario, sólo BBVA ha cerrado en verde, con una subida del 0,42 %, tras anunciar una mejora de sus previsiones.

Tres farmacéuticas se han situado entre los cinco valores más alcistas: PharmaMar, que ha ganado un 5,11 %, la mayor subida del Ibex; Almirall (3,01 %), la tercera; y Grifols (2,15 %), la quinta.

La segunda mayor subida del selectivo ha sido para ACS (4,81 %) y la cuarta para Cellnex (2,20 %).

En cuanto al resto de los grandes valores, Inditex ha ganado un 1,21 % e Iberdrola, un 0,10 %; mientras que Telefónica ha perdido un 2,38 % y Repsol, un 2,45 %.

En el Mercado Continuo destacan la subida del 7,14 % de Nyesa y la caída del 13,66 % de Urbas.

Los derechos de suscripción de la ampliación de capital de IAG han bajado un 14,60 %.

En el mercado de deuda, la rentabilidad del bono español a diez años, el de referencia, ha bajado hoy del 0,2 %, algo que no ocurría desde principios de marzo, aunque ha repuntado después hasta el 0,226 %.

La prima de riesgo se ha relajado hasta 73,2 puntos básicos.