EFEMadrid

La Bolsa española ha caído este miércoles el 0,14 % y se ha desmarcado del rebote de otros grandes mercados europeos afectada por la caída de los bancos y Telefónica y la volatilidad que presenta Wall Street desde el inicio de la negociación.

El principal indicador del mercado, el IBEX 35, ha descendido 10,8 puntos, ese 0,14 %, y ha cerrado en 7.948,6 puntos, con lo que continúa en niveles de comienzos de marzo, muy poco después de la invasión de Ucrania. En lo que va de año retrocede el 8,78 %.

La bolsa iniciaba el día con ganancias del 1 % que le permitían recuperar los 8.000 puntos, aunque ha sido incapaz de mantener la tendencia positiva de otras plazas europeas y ya antes del mediodía entraba en pérdidas por primera vez.

Desde entonces ha entrado y salido en terreno negativo en varias ocasiones y en la recta final de la sesión ha replicado las dudas Wall Street, que al cierre en Europa se decantaba por las pérdidas y caía en torno al 0,3 % tras conocerse los datos de junio del sector servicios, que aunque crece se ha situado en su nivel más bajo en más de dos años, según los datos de Blooomberg.

En cambio el resto de grandes plazas europeas han subido con más decisión tras las abultadas caídas de ayer y París ha avanzado el 2,03 %, Fráncfort, el 1,56 %; Londres, el 1,17 %; y Milán, el 1,04 %.

En España se ha conocido que la producción industrial se disparó un 6,5 % en mayo respecto al mismo mes de 2021, 7,1 puntos por encima del dato de abril y el más elevado en once meses.

No obstante, la principal referencia del día son las actas de la última reunión de la Fed, que se conocerán con las bolsas cerradas en Europa y en las que los inversores buscarán pistas sobre el grado de dureza de las próximas decisiones de política monetaria.

Las subidas de tipos de interés para contener la inflación lastran el crecimiento y los mercados temen que una reacción exagerada de los bancos centrales lleve la economía mundial a la recesión, motivo de la mala evolución bursátil en los últimos meses.

Dentro de la Bolsa española, la banca ha sido la protagonista de las pérdidas (el sector financiero ha caído el 2,23 % en conjunto) y ha sido determinante en el descenso del IBEX 35.

Bankinter ha caído el 7,84 %, Banco Sabadell, el 6,67 %; CaixaBank, el 6,6 %; Banco Santander, el 1,64 %; y BBVA, el 0,13 %.

Otros grandes valores con caídas han sido Telefónica, del 4,38 %, y Repsol, 1,45 %; mientras que Inditex e Iberdrola han subido el 3,9 % y el 1,38 %, respectivamente.

Indra, muy castigada en los últimos días por los cambios en su consejo de administración, ha subido el 4,2 %.

La desaceleración económica continúa presionando el euro, que ahonda su depreciación frente al dólar y se cambia a 1,017 dólares, casi un 1 % por debajo de la víspera, y el petróleo.

El crudo Brent, el de referencia en Europa, retrocede más del 3 % después del cierr, hasta 99,59 dólares el barril, y pierde la cota de 100 dólares por primera vez desde el 25 de abril pasado.

En cuanto a la deuda, el interés del bono a diez años apenas ha variado y ha cerrado en el 2,267 %, con la prima de riesgo en 106 puntos básicos.