EFEMadrid

El Ibex 35, el principal índice de la Bolsa española, ha subido hoy un 0,86 %, impulsado por Naturgy y PharmaMar, con lo que rompe una racha de tres sesiones en negativo y se acerca al nivel de los 8.000 puntos.

El selectivo ha ganado 67,6 puntos y ha cerrado en 7.964,9 enteros, a pesar del aumento de los contagios de coronavirus en todo el mundo y de los retrasos en las entregas de las vacunas. En lo que va de año, el Ibex se deja aún un 1,35 %.

Aunque preocupa la evolución de la pandemia, los inversores confían en la actuación de los bancos centrales, en especial de la Reserva Federal de EE.UU., y en el nuevo plan de estímulo del presidente estadounidense, Joe Biden.

Las mayores subidas del Ibex han correspondido a PharmaMar (21,14 %), que ha obtenido resultados positivos en los ensayos de su fármaco contra la covid-19, y a Naturgy (15,48 %), sobre la que ha lanzado una opa parcial el fondo australiano IFM.

Solo diez valores han terminado en rojo, encabezados por la empresa energética Solaria, que ha perdido un 7,54 %, y por el fabricante de aerogeneradores Siemens Gamesa, que se ha dejado un 3,19 %.

En el resto de Europa también se han impuesto las ganancias. Fráncfort ha subido un 1,66 %; Milán, un 1,15 %, a pesar de la crisis de Gobierno; París, un 0,93 %; y Londres, un 0,23 %.

Por el contrario, en Asia, Tokio ha bajado un 0,96 %; Hong Kong, un 2,55 % y Seúl, un 2,14 %.

Wall Street ha abierto al alza pero ahora cotiza prácticamente plano.

En el mercado petrolero, los precios vuelven a bajar tras un paréntesis al alza. El Brent, el crudo de referencia en Europa, cae un 0,3 % y ronda los 55,5 dólares por barril, mientras que el West Texas Intermediate (WTI), referente en EE. UU., retrocede un 0,7 % y se sitúa en torno a los 52,4 dólares por barril.

El precio del oro, uno de los activos refugio en tiempos de incertidumbre, sigue a la baja y roza los 1.854 dólares por onza.

En el mercado de divisas, el euro se recupera frente al dólar y se cambia a 1,215 unidades.

En el mercado de deuda, la rentabilidad del bono español a diez años, el de referencia, baja hasta el 0,072 %, mientras que la prima de riesgo (diferencia con el bono alemán del mismo plazo) se relaja hasta 60,7 puntos básicos.