EFEMadrid

La Bolsa española ha subido este miércoles el 0,26 %, a pesar de ser frenada por la caída de la mayoría de los bancos y de los grandes valores, según datos del mercado.

El índice de referencia del mercado nacional, el IBEX 35, ha avanzado 18,1 puntos, el 0,26 %, hasta 7.039,7 enteros. En el año acumula unas pérdidas del 26,28 %.

En Europa, con el euro al alza y con un cambio cercano a 1,19 dólares, nivel desconocido desde mediados de mayo de 2018, al debilitarse la divisa estadounidense tras los datos privados de empleo en Estados Unidos, las grandes plazas registraron al cierre ganancias mayores: Londres con el 1,14 %; París el 0,9 %; Milán el 0,64 % y Fráncfort el 0,47.

La Bolsa española superaba el nivel de los 7.100 puntos minutos después de la apertura, con alzas superiores al 1 %, impulsada por los valores turísticos por el progreso en la creación de una vacuna contra el coronavirus por Novavax.

Además, en la víspera, Wall Street cerraba en verde (el índice Dow Jones de Industriales se alzaba el 0,62 %; el S&P 500 el 0,36 % y el Nasdaq el 0,35 %, que marcaba otro máximo histórico). También avanzaban los futuros estadounidenses.

La bajada de la actividad en el sector servicios en China el mes pasado (en Japón crecía levemente) no frenaba inicialmente al parqué español, que también aprovechaba la mejora en la zona euro y en varios países europeos del sector terciario en julio.

Una hora después de la apertura, y debido a la caída de algunos bancos, el mercado nacional reduciría sus ganancias y perdería el nivel de los 7.100 puntos, que ya no recuperaría.

La Bolsa española no rentabilizaba la subida superior al 1 % de Wall Street tras la apertura, animada por las cuentas de Disney y de compañías del sector farmacéutico, a pesar de que se debilitó la creación de empleo el mes pasado en Estados Unidos (la firma ADP informó de que se habían generado 167.000 nuevos puestos de trabajo, cuando se esperaban 1,5 millones).

A una hora del cierre, el parqué nacional estaba a punto de incurrir en pérdidas por la bajada de los bancos, cuyo índice sectorial ha retrocedido el 1,99 %, y tampoco aprovechaba el optimismo del sector servicios estadounidense, que registraba el mes pasado su mejor dato en 16 meses.

BBVA ha presidido las pérdidas del IBEX al bajar el 3,93 %, afectado por la depreciación de la lira turca (esta tarde se cambiaba a 7 dólares y se situaba en precios de mayo), en tanto que Banco Santander ha bajado el 1,54 % (cuarta mayor caída de ese índice); Caixabank el 1,42 % (quinto puesto por pérdidas del IBEX) ; Bankinter el 0,31 % y Bankia el 0,18 %. Banco Sabadell ha ganado el 2,42 %.

Del resto de los grandes valores, Telefónica ha cedido el 3,04 %, segunda mayor caída del IBEX e Iberdrola el 1,23 % (sexta), mientras que Repsol ha subido el 2,05 % (el barril de petróleo Brent subía más del 3,5 % y se cambiaba por encima de 46 dólares) e Inditex el 0,98 %.

IAG ha liderado las subidas del IBEX y del mercado continuo al ganar el 10,41%, seguida por Meliá Hotels al aumentar el 8,32 %; ArcelorMittal ha avanzado el 5,72 % y Amadeus el 5,02 %.

De otras compañías del IBEX con pérdidas, Grifols ha bajado el 2,16 % e Indra el 0,69 %.

En el mercado continuo se han intercambiado casi 1.100 millones y destacaba, después de IAG y Meliá, el alza del 8,2 % de Urbas, mientras que OHL ha bajado el 4,08 % después de perder 38,5 millones en el primer semestre del año.

La debilidad del dólar influía en la subida del 1 % de la onza de oro (ha rozado los 2.056 dólares) a esta hora, hasta 2.040 dólares, con lo que sigue en máximos históricos, en tanto que el interés de la deuda española se situaba en el 0,31 % y la prima de riesgo en 82 puntos básicos.