EFEMadrid

La Bolsa española ha subido este jueves el 1,47 % y ha marcado un máximo anual cerca de 8.900 puntos, animada por el avance superior al 1,5 % de Wall Street y el alza de las plazas europeas, así como por el repunte de la mayoría de los grandes valores, según datos del mercado.

El principal indicador del mercado nacional, el IBEX 35, ha subido 128,6 puntos, el 1,47 %, hasta 8.888,8 puntos, máximo anual y el precio de cierre más alto desde el pasado 18 de noviembre, cuando terminó en 8.903 puntos. Las ganancias acumuladas desde el comienzo del ejercicio se elevan al 2,01 %.

La Bolsa española comenzaba la jornada con ganancias moderadas, alrededor del 0,5 %, que le permitían superar la cota de 8.800 puntos.

Sin embargo, al final de la sesión, la plaza española reducía levemente sus ganancias pero conseguía terminar en el precio más elevado del ejercicio y similar al registrado hace poco más de seis meses.

De los grandes valores ha destacado la subida del 5,15 % de Inditex, la mayor del IBEX, en tanto que BBVA ha avanzado el 2,29 %, Banco Santander el 2,27 % y Telefónica el 0,65. Han caído Iberdrola y Repsol, el 1,14 % y el 0,43 %, la primera y tercera mayores bajadas del IBEX, donde solo han descendido cuatro valores.

Después de Inditex, beneficiada por una buenas previsiones de resultados, se ha situado Cellnex al ganar el 3,9 %; Banco Sabadell el 3,88 % después de ser objeto de un informe favorable de parte de JP Morgan, que recomienda "sobreponderar" -aumentar el peso del valor en la cartera de inversión- y calcular una revalorización de la acción del 28 % a finales de 2023, mientras que Cie Automotive ha repuntado el 3,23 %.

El segundo puesto por pérdidas del IBEX ha sido ocupado por Red Eléctrica con una caída del 0,65 % y el cuarto por Enagás, que ha cedido el 0,14 %. Han repetido cotización Merlón Properties y Ferrovial.

En el mercado continuo se han negociado 1.136 millones de euros y han destacado la subida del 15,53 % de Edreams Odigeo tras reducir pérdidas en su último ejercicio fiscal y la bajada del 3,54 % de Berkeley.

El interés de la deuda española a largo plazo bajaba levemente y se situaba en el 2,048 %, con la prima de riesgo en 105,8 puntos básicos.