EFEBarcelona

El 'procés' no ha impactado de manera significativa en la inversión extranjera en Cataluña, ya que ésta lidera la inversión productiva extranjera del Estado, según el nuevo presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, el empresario independentista Joan Canadell.

De hecho, Canadell asegura que el 'procés' incluso ha tenido una parte positiva, al poner a Barcelona "más en el mapa", según ha dicho durante la presentación de un estudio monográfico sobre la inversión extranjera directa en Cataluña en comparación con la Comunidad de Madrid y el resto del país a lo largo del período 2003-2017.

El estudio destaca que Cataluña concentró el 22,5 % de la inversión productiva extranjera -que no tiene en cuenta la inversión financiera- en 2017, por encima de su peso en la economía española, mientras que la Comunidad de Madrid obtuvo el 17,1 %, por debajo de su peso en el PIB estatal.

No obstante, si se tiene en cuenta el "efecto sede" (que contabiliza inversiones donde está la sede, aunque no se hagan allí), el peso de Madrid aumenta hasta el 68,1 % y el de Cataluña baja hasta el 13 %.

Este es el primer estudio que ha encargado la nueva dirección de la Cámara de Barcelona para "contrarrestar las fake news" que se han hecho con la interpretación de algunos datos para intentar crear un estado de opinión contrario al 'procés', según Canadell, que considera "inaceptable" hablar de inversiones sin tener en cuenta el "efecto sede".

Para Canadell, el "efecto sede" subestima el impacto económico de la inversión extranjera a Cataluña entre un 30 y un 40 %

El jefe del gabinete de estudios de la Cámara, Joan Ramon Rovira, ha explicado que para hacer este estudio se han utilizado los datos del Ministerio de Industria y se ha valorado el impacto económico de la inversión extranjera en Cataluña en términos de activos productivos y empleo, y sin tener en cuenta la inversión financiera.

En el estudio se analiza la inversión neta acumulada a partir de datos oficiales y públicos, pero poco conocidos fuera de los ámbitos especializados, según han destacado los responsables del informe.

Rovira ha destacado que Cataluña lidera la inversión extranjera productiva en España en el período 2003-2017, por encima de otras comunidades como Madrid.

El número de ocupados asociados a la inversión extranjera recibida en Cataluña se estima en 313.515 personas a 31 de diciembre de 2017, lo que representa el 9,5 % de todos los ocupados en Cataluña y un 22,5 % de los ocupados vinculados a la inversión extranjera en el conjunto del Estado, por detrás de Madrid, que representa el 29,1 % del total.

Según Rovira, esto se explica por la "diferente estructura productiva" de las dos economías, ya que mientras Cataluña es una economía de base industrial y exportadora, con actividades más intensivas en capital físico (planta y bienes de equipo), Madrid tiene una mayor concentración de servicios profesionales más intensivos en capital.

Canadell considera que, "pese a la presión política que ha sufrido este país", la economía catalana presenta una fortaleza envidiable y ha dicho que Cataluña es uno de los polos más atractivos del Mediterráneo para invertir, pese a "tener un Estado en contra" que, además, favorece la centralidad de Madrid.

También ha asegurado que Cataluña necesita un marco institucional más favorable y contar con las competencias y recursos necesarios para atraer más proyectos de inversión.

Canadell ha reiterado que el proceso independentista no provocó cambios de sede, porque eso hace pensar en alguien que "ha cogido las maletas", y solo se ha cambiado la dirección en el registro mercantil.