EFELondres

La Cámara de Comercio de Londres criticó este miércoles el plan del Gobierno de imponer una cuarentena de catorce días a los visitantes internacionales, por considerar que envía el mensaje de que el Reino Unido "está cerrado a los negocios".

En una carta enviada al Ejecutivo, ese organismo, que representa a más de 2.000 empresas de la capital, propone como alternativa "un planteamiento en base al riesgo" con la introducción de evaluaciones país por país o mediante acuerdos para establecer corredores de viaje seguros con ellos.

"A nivel doméstico, la hoja de ruta del Gobierno para reactivar la economía está centrada, correctamente, en un planteamiento en base al riesgo", observa en la misiva el consejero delegado de la Cámara, Richard Burge.

Ese empresario agrega que, sin embargo, la propuesta de decretar la cuarentena obligatoria a los visitantes internacionales "no parece basarse en el riesgo".

"Si lo estuviera, reconocería que las llegadas de viajeros de algunos países con unos niveles de transmisión mucho menores que los del Reino Unido y una baja incidencia de la enfermedad no incrementarían nuestro riesgo, teniendo en cuenta que hayan adoptado nuestros protocolos de distanciamiento social en las llegadas", observó.

Cuestionó además que la cuarentena obligatoria implementada por el Gobierno de Boris Johnson, que se aplicará desde el próximo día 8, "envía el mensaje de que el Reino Unido está cerrado a los negocios, en un momento en que estamos comenzando a reactivar la economía".

Bruge plantea asimismo que las presiones financieras sufridas por los aeropuertos de Londres durante la crisis provocada por la pandemia han sido enormes, y menciona que solo Heathrow ha experimentado una caída en el volumen de pasajeros del 97 % con respecto al año previo.

La Cámara de Comercio de Londres pide al Ejecutivo que valore introducir medidas de apoyo a los aeropuertos, como reducciones de tasas o una extensión del llamado programa de retención de empleo para el sector de la aviación.