EFEMadrid

Marzo registró 59.272 compraventas de viviendas en España, la cifra más alta en más de catorce años (desde enero de 2008) y un 25,6 % por encima de la del mismo mes de 2021, según los datos publicados este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

La compra de casas en España encadenó así trece meses de crecimiento, impulsada por las transacciones en el mercado de segunda mano, que continuaron aumentando a un ritmo cercano al 30 % (28,3 %), frente al 15,7 % de incremento en la obra nueva.

En total se cerraron 47.762 transacciones de vivienda usada, la cifra más elevada en más de quince años (desde enero de 2007), y se vendieron 11.510 casas nuevas, el número más alto desde enero de 2014, después de diecisiete meses al alza.

Según el INE, de todas las compraventas de vivienda registradas en marzo, siete de cada diez fueron operaciones entre personas físicas (69,2 %) y el resto entre personas jurídicas o empresas.

La estadística indica que el 19,4 % de las viviendas vendidas en marzo eran nuevas y el 80,6 %, usadas, y que el 92,1 % son libres (un 26,5 % más que en marzo de 2021) y el 7,9 %, protegidas (15,6 % más).

AUMENTO DE CASI EL 100 % EN BALEARES

Por comunidades, las que presentaron los mayores incrementos anuales en el número de compraventas de viviendas en marzo fueron Baleares (99,5 %), la Comunidad Valenciana (40,1 %) y Andalucía (37,1 %).

Los menores aumentos se dieron en la Comunidad de Madrid (4,5 %), Cantabria (6,5 %) y Galicia (10 %).

Otras comunidades en las que la venta de viviendas creció el último año por encima de la media fueron: Castilla-La Mancha (31,1 %), Asturias (31,2 %), Navarra (32 %), Castilla y León (32,6 %), Canarias (33 %) y Murcia (33,3 %).

Por debajo de la media se situaron Cataluña (14 %), La Rioja (14,3 %), Extremadura (15,3 %), País Vasco (18,5 %) y Aragón (22,5 %).

Además, la Estadística de Transmisiones de Derechos de la Propiedad del INE recoge que en marzo se inscribieron en los registros de la propiedad 227.773 fincas, un 13,1 % más que en el mismo mes del año anterior.

En el caso de las compraventas de fincas registradas, el número de transmisiones fue de 120.462, con un aumento anual del 20,9 %.

POSIBLE SUBIDA DE PRECIOS

El portavoz de Idealista, Francisco Iñareta, ha destacado que el volumen de operaciones cerradas en marzo encadena tres meses por encima de las 50.000 ventas, lo que a su juicio es un "hito" que da muestra de la "fortaleza de la demanda".

No obstante, recuerda que se trata de operaciones que se firmaron entre finales de febrero y marzo, al inicio de la guerra y cuando el sistema financiero ya daba señales de un próximo encarecimiento de las hipotecas, lo que, en su opinión, podría haber adelantado la compra de muchas viviendas para aprovecharse de la financiación más barata.

"La buena noticia es que, por el momento y a pesar de que el stock disponible sigue cayendo con fuerza, estas tensiones no se han trasladado a los precios, aunque no es descartable que lo hagan si esta situación se mantiene en el tiempo", avisa este experto.

Para la portavoz de Fotocasa, María Matos, el auge de la vivienda de obra nueva puede conducir a una "grave problemática de subida de precios, si la demanda continúa tan latente".

Matos prevé que los precios podrían subir "no solo por la inflación desbocada, que afecta al coste de los materiales, a la producción y logística, que ha ocasionado la ralentización y paralización de algunas promociones, sino a la demanda de compra tan fuerte y solvente frente a los niveles productivos tan escasos de la vivienda a estrenar.

También el director de Estudios de pisos.com, Ferran Font, ha señalado que con esos datos se cierra un trimestre de cifras de ventas que no se veían desde hace más de una década, pero que esta evolución "deberá ir confirmándose en los próximos meses a expensas del impacto a medio plazo que pueda tener el cambio de política de tipos del BCE, la aplicación de la ley de la vivienda, el conflicto en Ucrania y la situación de la inflación".