EFEMadrid

La compraventa de viviendas creció un 13,6 % en el primer trimestre de 2021 si se compara con el trimestre anterior, hasta las 129.228 unidades registradas, según los datos difundidos este lunes por el Colegio de Registradores.

La vivienda nueva fue la más dinámica en su recuperación del parón registrado con el estallido de la pandemia en marzo de 2020, con un crecimiento del 23,4 % respecto del ultimo trimestre del año pasado, con 28.192 operaciones, mientras que la vivienda usada vivió una subida trimestral del 11,1 % (101.036 operaciones).

Sin embargo, si la compraventa de viviendas del primer trimestre del año se compara con el mismo periodo de 2020, justo cuando estalló la pandemia, se observa un descenso interanual del 15,2 %.

En los últimos 12 meses se han inscrito 421.769 compraventas de vivienda, lo que supone un retroceso a niveles anuales de la primera mitad del año 2017.

El precio medio de la vivienda se situó en los tres primeros meses de 2021 en 1.781 euros por metro cuadrado (€/m2), con un incremento del 4,83 % con respecto al trimestre anterior y del 0,9 % interanual, a pesar de que la vivienda usada descendió el 1,6 %.

La compra de viviendas por extranjeros supuso el 9,7 % del total, después de alcanzar el 10,7 % del cuarto trimestre de 2020.

Las nacionalidades que encabezan las compras han sido británicos (12,1 %), marroquíes (8,7 %) y franceses (8,2 %) que compraron casas principalmente en Baleares (24,3 %), Canarias (21,2 %) y Comunidad Valenciana (19,4 %).

Con respecto al tipo de vivienda, el 79 % fue vivienda colectiva (pisos) y el 21 %, vivienda unifamiliar, que descendió tras alcanzar el máximo histórico con el 22,5 % del total en el último trimestre de 2020.

Por su parte, la superficie media de la vivienda se incrementó un 0.8 % hasta alcanzar su máximo de la serie histórica con 102,9 metros cuadrados. Tanto la nueva vivienda como la usada marcaron en el primer trimestre de 2021 su máximo, con 111,4 metros cuadrados y 101,4 metros cuadrados, respectivamente.

Además, la evolución histórica de las ocho mayores capitales de provincia por número de habitantes constata la reducción del peso relativo en compraventas de vivienda. Así, Madrid registró un peso del 44,1 % de la provincia, muy lejos del 57,7 % que marcaba en 2015.