EFEMadrid

La confianza de los consumidores en la economía española continuó al alza en mayo hasta superar el nivel previo a la irrupción de la pandemia de covid-19, impulsada tanto por la valoración de la situación actual como de las expectativas.

El índice de confianza del consumidor (ICC), difundido este viernes por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), alcanzó en mayo los 89 puntos, por encima de los 77,8 puntos de abril y de los 85,7 de febrero de 2020, último mes sin estado de alarma.

De hecho, el dato de mayo es el más elevado desde julio de 2019, cuando se registraron 97 puntos, aunque permanece lejos de los 100 que marcan el umbral entre la percepción positiva y negativa, un nivel que se superó por última vez en junio de 2019.

En mayo los consumidores valoraron la situación actual en 62,4 puntos, 14,3 más que en abril, impulsada por la mejora de su opinión sobre la situación actual (que sube 21,5 puntos) y del mercado de trabajo (18,6 puntos más), así como, en menor medida, por la situación de los hogares (2,8 puntos más).

Sin embargo, los consumidores se mostraron especialmente optimistas respecto a las expectativas, que alcanzaron los 115,5 puntos en su tercer mes consecutivo en positivo, 8,1 más que en abril.

Las expectativas mejoraron en todos los aspectos valorados, sobre todo la evolución futura de la economía (12,3 puntos más) y del mercado de trabajo (10,3 más), aunque también de la situación de los hogares (1,7 puntos más).

Los consumidores también se mostraron más optimistas respecto a sus expectativas de consumo y de ahorro, al tiempo que se incrementaron los temores de inflación y de un futuro aumento de los tipos de interés.

La encuesta se ha elaborado a partir de 2.781 entrevistas telefónicas realizadas entre el 18 y el 21 de mayo.