EFEFráncfort (Alemania)

La balanza por cuenta corriente de la zona del euro tuvo el pasado abril un superávit de 23.000 millones de euros, un 64,3 % más que en igual mes de 2020 (14.000 millones de euros debido a la pandemia) y un 28,8 % más que en marzo de este año (18.000 millones de euros).

El Banco Central Europeo (BCE) informó hoy de que las cifras reflejan un superávit en bienes de 27.000 millones de euros (13.000 millones de euros un año antes), en servicios de 8.000 millones de euros (4.000 millones de euros) y en rentas primarias de 1.000 millones de euros (9.000 millones de euros).

La zona del euro tuvo un déficit en rentas secundarias de 13.000 millones de euros (12.000 millones de euros en abril de 2020).

Hace un año, debido a la pandemia de coronavirus y las medidas de confinamiento, las exportaciones e importaciones de bienes bajaron y estaban a niveles significativamente más bajos que en abril de 2019.

La balanza por cuenta corriente mide los ingresos y pagos al exterior por intercambio de mercancías, servicios, rentas y transferencias.

El saldo acumulado anual de la balanza por cuenta corriente en los últimos doce meses hasta abril tuvo un superávit de 288.000 millones de euros, que supone un 2,5 % del producto interior bruto (PIB) y comparado con el superávit de 239.000 millones de euros un año antes (2 % del PIB).

En la cuenta financiera, los residentes de la zona del euro realizaron adquisiciones netas de 1 billón de euros en activos extranjeros en abril en términos acumulados de doce meses.

Al mismo tiempo, los no residentes hicieron inversiones netas en activos de la zona del euro de 159.000 millones de euros.

En la inversión directa, los residentes de la zona del euro realizaron inversiones netas de 57.000 millones de euros en activos extranjeros en abril en términos acumulados de 12 meses, en comparación con las desinversiones netas de 155.000 millones de euros un año antes.

Los no residentes también hicieron inversiones en activos de la zona del euro de 187.000 millones de euros, frente a las inversiones de 32.000 millones un año antes.

En la inversión de cartera, las adquisiciones netas de valores de deuda extranjera por parte de los residentes de la zona del euro aumentaron a 499.000 millones de euros en abril en términos acumulados de doce meses, desde los 357.000 millones de un año antes.

Los residentes de la zona del euro compraron en el mismo periodo acciones extranjeras por valor de 501.000 millones de euros, frente los 44.000 millones un año antes.

Los no residentes vendieron deuda de la zona del euro por valor de 97.000 millones de euros en abril en términos acumulados de doce meses, frente a las compras de 183.000 millones el año anterior.

Al mismo tiempo, los no residentes compraron acciones de la zona del euro por 257.000 millones de euros, frente a los 197.000 millones en abril de 2020.

En otra inversión, las disposiciones de los residentes de la zona del euro de activos extranjeros fueron en abril de 176.000 millones de euros, comparado con las compras de 582.000 millones en abril de 2020 en términos acumulados de doce meses.

El incurrimiento neto de pasivos se redujo a 164.000 millones de euros, desde los 309.000 millones en abril de 2020 en términos acumulados de doce meses.