EFEMadrid

La deuda del conjunto de las administraciones públicas se situó al cierre de febrero en 1.366.970 millones de euros, lo que supone 18.601 millones más que en enero y un nuevo máximo histórico.

Según el avance de datos publicado este jueves por el Banco de España, la deuda pública se incrementó en 165.256 millones de frente a febrero del pasado año, en un periodo marcado por el fuerte impacto de la pandemia en la economía y el gasto asociado para hacer frente a la misma.

El Banco de España, que ha revisado al alza las cifras de deuda de enero de este año y diciembre del año pasado tras incorporar unos 34.000 millones de deuda de la Sareb, apunta que este incremento interanual de la deuda es del 13,8 %.

La incorporación de la Sareb, junto a todos los gastos derivados de la pandemia de la covid-19, ya llevó a la deuda de las administraciones públicas a un récord de 1,35 billones de euros al cierre de 2020, un 120 % del PIB.

De vuelta a febrero, y por administraciones, la mayor parte de la deuda se concentraba a cierre de ese mes en el Estado con 1.187.741 millones, 19.039 millones más que en enero, incluyendo los préstamos concedidos a la Tesorería General de la Seguridad Social para financiar su desequilibrio presupuestario.

En el epígrafe otras unidades -que sumaba a cierre de febrero 57.691 millones de deuda- se encuadra la Sareb.

Por su parte, las comunidades autónomas redujeron su deuda en 441 millones, hasta los 302.892 millones; las corporaciones locales la incrementaron en 236 millones, hasta los 22.236 millones, y la Seguridad Social, en 1 millón, hasta los 85.353 millones.

La suma de la deuda de las distintas administraciones no coincide con el total porque este incluye también los préstamos entre subsectores, que computan dos veces.

EL CRECIMIENTO DE LA DEUDA SE ACELERA

El Banco de España solo ofrece la ratio de deuda cuando publica los datos trimestrales, no el avance mensual, y para calcularla usa el PIB de los últimos cuatro trimestres.

Conforme a este sistema, tomando los datos más recientes del Instituto Nacional de Estadística (INE) -los cuatro trimestres de 2020 con un PIB de 1.121.698 millones-, la deuda de febrero equivaldría al 121,8 %.

Calculado sobre el PIB esperado para este año, con datos de BBVA Research (1.206.000 millones), el dato de febrero da una ratio de deuda del 113 % del PIB, por debajo del 120,1 % que la entidad espera para el conjunto del año.

"Después de haberse ralentizado entre junio y noviembre, el crecimiento de la deuda se ha vuelto a acelerar entre diciembre y febrero, y según los datos de nuevas emisiones publicados por el Tesoro, se ha intensificado en marzo", apunta a Efe la economista senior de Funcas, Mª Jesús Fernández.

"Para 2021 esperamos un aumento de varias décimas porcentuales de la ratio deuda/PIB desde el 120 % de 2020", añade Fernández.

La mayor parte de la deuda pública en febrero se concentraba en valores representativos de deuda, tanto a largo plazo (1.099.677 millones) como a corto plazo (87.900 millones), mientras que el resto se repartía en préstamos (174.468 millones) y efectivo y depósitos (4.925 millones).