EFEMadrid

El sector de la distribución y reposición de neumáticos para la automoción prevé cerrar el actual ejercicio en negativo, después de finalizar 2018 con un incremento en las ventas del 3 % en el segmento "consumer" (turismos, 4×4/SUV y furgonetas).

El secretario ejecutivo de la Asociación Nacional de Distribuidores e Importadores de Neumáticos (Adine), Óscar Bas, ha admitido en una entrevista con EFE que 2018 fue "un buen año" para este mercado, con más de 15 millones de neumáticos distribuidos solo para "consumer".

En cambio, las predicciones para este año, y tras la Asamblea general de la asociación, conducen a otra conclusión ya que, según ha afirmado Bas, los beneficios empresariales "están cayendo".

Lo atestigua la caída del 3,6 % en las ventas de neumáticos de "consumer" en el primer semestre, con algo más de 7,5 millones de unidades, unas 300.000 cubiertas menos si se compara con los 7,8 millones del mismo periodo de 2018, según datos de la consultora GfK para Adine.

En ese periodo, también se han reducido las ventas de neumáticos para motos (5,3 %), en tanto que han mejorado las de camiones (13 % más) y las del segmento agrícola (10 %).

Entre enero y septiembre, el ejecutivo de Adine ha cifrado la disminución en la venta de neumáticos en un 3 %, al tomar como referencia los datos obtenidos de Europool.

Además, la evolución de las importaciones del segmento "consumer" han crecido ininterrumpidamente desde 2013.

Bas justifica el previsible frenazo en el sector por el "exceso de competencia, la aparición de más actores en los mercados y la necesidad de competir y arrastrar los márgenes a mínimos".

Estas cifras de 2019 nada tienen que ver con la caída que se está produciendo en la fabricación y venta de vehículos. No existe relación entre ambas, pues, según Bas, incluso ayuda a su sector a corto plazo.

Ha explicado que el parque de automóviles envejece por el hecho de la bajada de matriculaciones y, por tanto, los coches "necesitan más revisiones y más neumáticos".

A medio y largo plazo, la valoración cambia. Si continúa la tendencia bajista en la comercialización de vehículos "será perjudicial, ya que un parque que no crece disminuye el paso de vehículos por los talleres para su mantenimiento", ha agregado.

En cuanto al avance del coche eléctrico y su impacto sobre la distribución de neumáticos, Bas se ha mostrado convencido de que "a priori no va a afectar negativamente" a su sector.

Ha indicado al respecto que la duración de los neumáticos en un coche eléctrico "es menor" que en los de combustión "porque tienen una forma distinta de frenar y de comportarse".

Sin embargo, ha resaltado que sí impactará sobre la calidad del mix de gama, ya que los eléctricos "utilizan neumáticos más estrechos que los que actualmente llevan los vehículos de media y alta gama".

Sobre los anuncios de cierre de plantas por parte de los gigantes Continental y Michelín, el directivo de Adine ha admitido que la producción de neumáticos para el primer equipo de coches nuevos ha caído "de manera extraordinaria y eso obliga a reestructurar" las fábricas.

Ha puntualizado, sin embargo, que estas marcas y sus fábricas "necesitan modernizar" sus estructuras para competir con otros fabricantes con plantas "mucho más modernas y productivas".

Acerca de la situación en España, Bas ha comentado que las empresas de distribución de neumáticos están a "muy buen nivel tecnológico con respecto a la media europea".

"Las herramientas de gestión logística y de relación con los clientes son muy avanzadas y hoy en día todos trabajan con herramientas B2B de alta calidad", ha añadido.

El secretario ejecutivo de Adine ha hecho hincapié en que su sector se enfrenta con "un profundo cambio, en un mercado global y con una gran competencia".

Ha subrayado que las empresas "deben ofrecer" a sus clientes no solo un precio competitivo, sino también una amplia gama de productos y servicios, así como "combatir la aparición de nuevos agentes como son las plataformas digitales que hoy en día se están implantando".

Por Toni Tomás