EFESeúl

El producto interior bruto (PIB) de Corea del Sur se expandió un 4 % en 2021, lo que supone su mayor avance desde 2010 impulsado por la firme recuperación del consumo doméstico y de las exportaciones, según informó hoy el banco central del país.

Los datos de la cuarta economía de Asia contrastan con el PIB del año precedente, cuando el indicador sufrió un descenso del 0,9 % debido al impacto de la pandemia, su peor rendimiento desde 1998, según los datos publicados este martes por el Banco de Corea (BoK).

La evolución del indicador, en línea con las previsiones del instituto emisor surcoreano, se vio sostenida por el rebote del gasto de los hogares, del 3,6 %, y por una fuerte inversión pública (un 5 % mayor).

Más pronunciada aún fue la escalada de las exportaciones, que suponen cerca de la mitad del PIB nacional, del 9,8 % y propiciada por el avance de las ventas de semiconductores y de productos derivados del petróleo y del carbón.

La inversión en capital corporativo avanzó un 8,3 % interanual, mientras que el gasto en el sector de la construcción volvió a retroceder, en esta ocasión un 1,5 %.

En el cuarto trimestre del año, el PIB surcoreano creció un 1,1 % respecto al período precedente, cuando se había expandido a su vez un 0,3 %.

Las exportaciones crecieron entre octubre y diciembre un 4,3 %, su mayor ritmo trimestral del año, según los datos del Banco de Corea.

El Ejecutivo surcoreano ha tratado de apoyar la recuperación económica incrementando el gasto estatal, con la aprobación de dos presupuestos suplementarios y ayudas financieras dirigidas a negocios y colectivos más castigados por la crisis sanitaria.

Corea del Sur ha sido de los países que mejor han controlado la propagación de la covid-19, aunque desde el pasado verano se ha visto sacudido por sucesivas oleadas de contagios, la última de las cuales tiene lugar desde el pasado diciembre y que está dejando niveles récord de casos.

Las autoridades surcoreanas tratan de contener la propagación de la variante ómicron, que ya se ha convertido en dominante en el país, con medidas más estrictas de distanciamiento social que incluyen limitaciones de horarios para cafés o restaurantes y limitaciones del número de personas que se pueden reunir.

Además, han aconsejado a los ciudadanos evitar los desplazamientos en el período vacacional de Año Nuevo lunar que comenzará este fin de semana, en el que suelen producirse millones de viajes domésticos, lo que también tendrá impacto sobre el consumo.