EFESeúl

El producto interior bruto (PIB) de Corea del Sur se expandió un 0,4 % en el periodo julio-septiembre con respecto al trimestre anterior gracias, en parte, al avance del gasto público o de las exportaciones, informó el Banco de Corea (BoK).

Aunque el dato denota una nueva ralentización (la cuarta economía de Asia creció un 1 % intertrimestral en abril-junio), el PIB surcoreano creció un 2 % a ritmo anual en el tercer cuarto del año.

Las exportaciones surcoreanas, que suponen casi la mitad de la economía del país asiático, aumentaron un 4,1 % con respecto al trimestre anterior gracias al impulso de los vehículos a motor y los semiconductores, mientras que las importaciones crecieron un 0,9 %.

El músculo exportador surcoreano fue clave un trimestre más pese a que los envíos al exterior del país asiático se vienen resintiendo desde hace casi un año merced al desencuentro entre sus dos principales socios comerciales, China y Estados Unidos.

A su vez, la inversión de capital de las empresas se expandió un 0,5 % en relación a abril-junio.

El consumo también creció, en este caso un 0,1 %, especialmente gracias a un incremento en la adquisición de bienes duraderos, al tiempo que el gasto público escaló un 1,2 %.

La inversión en el sector de la construcción, sin embargo, se contrajo un 5,2 %.

Los datos del tercer trimestre, no obstante, hacen pensar que la economía surcoreana crecerá por debajo de la previsión del BoK para todo el año, que de momento sitúa el aumento del PIB en el 2,2 % para todo 2019.