EFEMadrid

El precio de la gasolina ha vuelto a subir esta semana, concretamente un 1,2 %, hasta alcanzar su segundo precio más elevado de la historia, mientras que gasóleo ha repuntado un 1,7 % en los últimos siete días, situándose en niveles no registrados desde 2013, hace casi nueve años.

Según los datos difundidos este jueves por el Boletín Petrolero de la Unión Europea (UE), la gasolina se vende esta semana a una media de 1,52 euros el litro, mientras que el gasóleo lo hace a 1,403 euros.

Con esta nueva subida, tanto la gasolina como el gasóleo mantienen la tendencia alcista con la que han empezado 2022, registrando subidas en las cuatro primeras semanas del año tras el respiro que dieron ambos carburantes durante las pasadas Navidades.

Tras esta nueva subida, la gasolina alcanza su segundo precio más alto de la historia, solo por detrás de los 1,522 euros por litro que marcó la semana del 3 de septiembre de 2012, hace casi diez años.

Por su parte, el gasóleo no costaba tan caro desde la semana del 28 de febrero de 2013, cuando alcanzó un precio de 1,414 euros, aunque se mantiene casi un 3 % por debajo de su máximo histórico de 1,445 euros, registrado en la misma semana que el de la gasolina.

Con estos precios, llenar un depósito medio de 55 litros con gasolina cuesta actualmente 84 euros, mientras que con gasóleo se queda en 77 euros.

Tanto la gasolina como el gasóleo iniciaron una escalada constante desde noviembre de 2020, cuando empezaron a subir casi de manera ininterrumpida, y que solo se vio frenada durante el pasado agosto, en pleno verano, coincidiendo con el aumento de la movilidad registrado en las carreteras españolas.

Esta situación ha provocado que el precio de la gasolina se haya encarecido un 28 % desde que comenzó 2021, mientras que el gasóleo cuesta ahora un 31 % más que en el mes enero de ese mismo año.

En comparación con la misma semana de 2021, la gasolina cuesta ahora un 24 % más, frente al 27 % que ha subido el gasóleo, mientras que si se analizan los precios de la misma semana de 2020, unos meses antes de que estallara la pandemia, la gasolina es un 15 % más cara y el gasóleo un 14 %.

Además, en el último mes la gasolina se ha encarecido un 3 %, mientras que el precio del gasóleo ha subido un 4,4 %. E