EFEMadrid

La Inspección de Trabajo ha regularizado la situación laboral de 28.904 empleadas del hogar, que han dado como resultado un incremento de 6,5 millones de euros al mes en salarios y de 5,5 millones de euros al mes en bases de cotización impagadas.

En un comunicado, el Ministerio de Trabajo ha informado del balance de la primera fase de la campaña inspectora y de sensibilización dirigida a los empleadores, iniciada a principios de febrero y que se ha cerrado el 31 de marzo y en la que se han enviado 47.749 cartas.

El objetivo era que procediesen a la regularización de los salarios que se encontraban por debajo del mínimo (SMI), actualmente en 950 euros mensuales, y su correlativa actualización de las cotizaciones a la Seguridad Social.

La regularización final supone que se han adaptado al SMI más del 60 % de los casos comunicados.

Una vez culminada esta primera fase se activará la segunda, con el envío de más cartas y abordando la regularización definitiva de aquellos casos que persistan en errores o irregularidades, ha informado Trabajo.

Las empleadas del hogar cotizan en un sistema especial dentro del régimen general que está "altamente feminizado y precarizado" y sus percepciones deben situarse al menos en los 950 euros/mes en 14 pagas (1.108,33 euros al mes con prorrateo de pagas extras), y para jornada por horas el salario mínimo será de 7,43 euros por hora.

En este sentido, Trabajo ha detallado que en el 97,5 % de los casos regularizados se ha subido el salario declarado y solo el 15 % ha reducido la jornada declarada.

El Plan de Actuación del Organismo Autónomo de la Inspección de Trabajo ha puesto también su foco en la lucha contra la economía irregular, dando prioridad a las denuncias presentadas y comunicaciones recibidas en el Buzón de la Inspección.