EFEBarcelona

La fortaleza de la internacionalización de las empresas industriales españolas cayó un 6,25 % en 2019, lo que hace prever un contexto más complicado para la economía española en estos momentos de crisis provocada por la COVID-19, según la asociación Amec, que aglutina a compañías que actúan en el exterior.

El último Índice de Solidez de la Internacionalización (ISI), elaborado en función de 19 indicadores, se sitúa en 6,82 puntos sobre diez, lo que supone un retroceso en la tendencia de los últimos años de mejora global, que equivale además al aumento registrado en 2018.

En un comunicado, el director general de Amec, Joan Tristany, ha destacado que el empeoramiento de los niveles de inversión en el extranjero "no es una buena noticia", en especial en el contexto actual, en el que las empresas deben apoyarse en la red de filiales en el exterior si quieren vencer las trabas a la movilidad.

Pese a todo, Tristany está convencido de que la solidez de la internacionalización de las empresas industriales españolas "sigue siendo buena", aunque la caída del índice hace prever más dificultades para gestionar la crisis provocada por la COVID-19.

"Una mayor solidez permite estar mejor preparados en momentos adversos. El hecho de que justo el año anterior no haya sido tan favorable incide en la salud de la industria y, con ella, de la economía", ha añadido.

El ISI 2019 presenta, sin embargo, mejoras en indicadores como los de exportadores regulares, base exportadora, de diversificación geográfica de la inversión y el de instrumentos financieros.