EFERecife (Brasil)

El grupo minero australiano Fortescue, uno de los líderes mundiales en la industria del hierro, y el estado brasileño de Ceará (noreste) establecieron este miércoles un acuerdo para la producción de hidrógeno verde en el puerto marítimo de Pecem.

Según un comunicado del Gobierno regional, Fortescue invertirá 6.000 millones de dólares en el proyecto, que generará 3.300 empleos y pretende producir 15 millones de toneladas de hidrógeno verde (H2V) hasta 2030.

El gobernador de Ceará, Camilo Santana, destacó la participación de las universidades del estado en la creación del Hub de Hidrogeno Verde que operará en Pecem, uno de los principales puertos de la región localizado en Fortaleza, la capital regional, y la contribución para la "descarbonización del mundo".

"Queremos impulsar el uso de la energía verde y la industria de productos, aprovechando los recursos de energía renovable del mundo para producir electricidad verde" afirmó la presidenta de Fortescue Future Industries (FFI), Julie Shuttleworth.

El hidrógeno verde o renovable (H2V) es el que se genera a partir de la electricidad proveniente en un 100 % de energías renovables a través de un proceso llamado "electrólisis del agua", que es la separación del oxígeno y el hidrógeno y su uso es principalmente destinado para la industria agropecuaria con fertilizantes.

Estudios internacionales apuntan a que en 2050 el hidrógeno en todas sus presentaciones responderá por el 18 % del consumo energético mundial.

El martes, la compañía francesa de energías alternativas Qair y Ceará habían anunciado un Memorando de Entendimiento con una inversión de 6.950 millones de dólares para la producción de hidrógeno verde en Pecem a partir de energía eólica offshore (en altamar).

Qair Brasil, además, estableció en mayo un acuerdo similar para instalar una planta de producción de hidrógeno verde en el puerto marítimo de Suape, en el área metropolitana de Recife, capital del estado de Pernambuco, también en la región Nordeste del país.