EFEParís

La OCDE advirtió este jueves sobre la incertidumbre política en España, con la perspectiva de la celebración de nuevas elecciones el próximo 10 de noviembre, al considerar que todo lo que añada desestabilización a una coyuntura internacional debilitada no es bueno.

"Teniendo en cuenta lo extendida que está la incertidumbre actualmente, cualquier cosa que la eleve no es una buena noticia", dijo la economista jefa de la OCDE, Laurence Boone, en la presentación de las proyecciones provisionales del organismo, que revisan las ya expuestas en mayo.

La representante de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) recalcó, no obstante, que la organización no está preocupada en este momento sobre el impacto que la situación pueda tener sobre los Presupuestos del país.

"España resiste bastante bien, bastante mejor que la media de la zona euro, pero no nos gusta la idea de que haya incertidumbre. No nos gusta en general, aunque por el momento España no nos inquieta", dijo tras presentar el informe.

Ese último estudio, menos extenso que el de mayo, no examina la situación concreta de España y se centra en la economía mundial y en concreto en el G20, el grupo de grandes países desarrollados y emergentes.

Según sus cálculos, el incremento de la economía global se ralentizará al 2,9 % en 2019 y al 3 % en 2020, tres y cuatro décimas menos que lo previsto hace meses, y la tasa más débil desde la crisis financiera de 2008.

Esos mismos recortes se aplican al G20, con un crecimiento previsto del 3,1 % y del 3,2 %, mientras que en la eurozona el ajuste es más leve, de una y cuatro décimas, hasta una subida respectiva del 1,1 % en 2019 y del 1 % en 2020.