EFEViena/Moscú

La "cautela" llevó hoy a la alianza OPEP+ (OPEP y aliados) a posponer para más allá de abril la decisión de abrir los grifos que se esperaba en los mercados, y ello impulsó un fuerte encarecimiento del "oro negro".

"Tenemos un buen acuerdo, un acuerdo sorprendente", dijo el ministro saudí de Energía, Abdulaziz bin Salmán, en rueda de prensa telemática tras la decisión adoptada en una teleconferencia.

El acuerdo sellado hoy prevé "la continuación de los niveles de producción de marzo para el mes de abril, con la excepción de Rusia y Kazajistán", según se indica en la declaración final del encuentro publicada por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

El Ministerio de Energía de Kazajistán precisó en una nota que este país ha obtenido el permiso de los socios para incrementar el bombeo en 20.000 barriles al día, y que Rusia lo hará en 130.000 barriles diarios.

Así, la OPEP+, responsable de cerca del 60 % de la producción mundial de petróleo, seguirá sin suministrar al mercado unos 6,85 mbd de crudo, del total de 9,7 mbd que rebajó en mayo de 2020, cuando entró en vigor un recorte sin precedentes para compensar la histórica caída del consumo de combustibles y de los precios causada por la crisis del coronavirus.

Exentos del compromiso de reducir las extracciones están Venezuela, Irán y Libia, debido a las limitaciones involuntarias que sufren esos socios de la OPEP por diversas causas.

Según indicaron hoy los ministros, entre abril de 2020 y finales de enero de 2021, la OPEP+ dejó de producir, en su conjunto, 2.300 millones de barriles de petróleo, lo que ha "acelerado el reequilibrio del mercado del petróleo".

RIAD LIDERA LAS RESTRICCIONES

Bin Salmán confirmó que su país, el mayor exportador de crudo del mundo y líder natural de la OPEP, continuará en abril dejando fuera del mercado no sólo, al igual que los demás, su parte del compromiso, sino también el millón de barriles diarios (mbd) que ha retirado adicionalmente en febrero y marzo de forma unilateral.

Riad prevé volver a elevar el bombeo en ese volumen posiblemente a partir de mayo, pero "definitivamente no en un único mes" sino de forma "gradual", explicó.

Con este ejemplo, Arabia Saudí logró convencer a la mayoría de los 23 países de la alianza de abstenerse de incrementar las ventas petroleras, pese a que los precios del barril han subido de forma sostenida en el último mes, volviendo al nivel que tenían antes de la pandemia de la covid.

Si bien admitió que la situación ha mejorado claramente en los últimos meses, Bin Salmán resaltó que aún hay factores de riesgo.

"La única certidumbre que hoy tenemos es la incertidumbre", declaró el delegado saudí ante la prensa.

RUSIA, OPTIMISTA

Más optimista se mostró el viceprimer ministro ruso y jefe de la delegación de Moscú, Alexandr Novak.

"Seguimos con atención las tendencias clave en el mercado y con cauteloso optimismo vemos que la situación mejora. Vemos signos de recuperación económica y de recuperación de la demanda en el futuro. Esperamos que 2021 sea un año clave en este sentido", subrayó.

Los ministros expresaron su satisfacción de que el cumplimiento de los compromisos haya llegado al 103 %, así como del efecto positivo que han surtido las medidas.

Los importantes recortes se reflejan no sólo en los precios, sino también en la reducción de las reservas almacenadas de crudo en las naciones consumidoras, que "en diciembre habían caído por quinto mes consecutivo".

Resaltaron asimismo el optimismo generado por "la puesta en marcha de programas de vacunas (contra la covid) y paquetes de estímulo adicionales en las principales economías".

PRECIOS AL ALZA

Las cotizaciones del crudo reaccionaron con fuertes alzas a la sorpresiva decisión, dado que hace tan sólo dos días en los mercados se esperaba que la OPEP+ abriera los grifos en al menos 0,5 mbd.

El petróleo europeo Brent, que en abril de 2020 había caído hasta menos de 20 dólares/barril, se encarecía hoy un 5,47 % al intercambiarse en 67,60 dólares/barril en el mercado de futuros de Londres poco después de conocerse el resultado de la negociación.

La OPEP+ volverá a evaluar el desarrollo del mercado y reajustar eventualmente su oferta en una reunión convocada para el próximo 1 de abril.