EFEMadrid

La probabilidad de los menores de 25 años de conseguir un primer empleo en España acumula dos años de descensos, después de haberse reducido 1,2 puntos en 2019, hasta situarse en el 8,9 %, según un informe de la patronal de agencias de trabajo temporal Asempleo.

El informe, que utiliza los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del segundo trimestre de cada año por considerar que es el periodo que más se asemeja a la media anual, muestra una tendencia a la baja desde que en 2017 se alcanzase el 12,1 %, el máximo tras la crisis.

No obstante, según los datos proporcionados por Asempleo, esta tasa de probabilidad de un primer empleo entre los jóvenes estuvo en el 16,8 % en 2007, año a partir del que comenzó una senda descendente, tocando fondo en 2012 (con el 4,5 %).

Ese año comenzó la recuperación de la probabilidad de contratación juvenil hasta 2017.

El estudio revela que la temporalidad es la principal vía de acceso al trabajo para los jóvenes, ya que la probabilidad de acceder a un primer empleo a través de contratos temporales se situó en el 7,9 %, mientras que en el caso de contratos indefinidos, el porcentaje fue del 0,5 %.

También se redujo la probabilidad de convertir un contrato temporal en uno indefinido, que alcanzó el mínimo de los últimos diez años al situarse en el 3,4 % y se redujo por primera vez desde 2014.

Por sectores, destacaron el comercio y la hostelería, que concentraron el 43,8 % de las contrataciones de jóvenes sin experiencia laboral.

En el sector público aumentó la incorporación de jóvenes sin empleo anterior, gracias al aumento de plazas públicas en Educación y Sanidad, lo que ha provocado un incremento del porcentaje de jóvenes en los puestos que requieren de alta cualificación, al pasar del 6 % del año pasado a representar el 19 % de las contrataciones en 2019.

La probabilidad de encontrar empleo para los jóvenes se redujo en casi todas las comunidades, excepto en las del centro peninsular y aquellas que han mostrado un mayor dinamismo en 2019, como son País Vasco, Madrid y Castilla y León.

El presidente de Asempleo, Andreu Cruañas, ha señalado a la desaceleración económica como la principal causa del descenso de la probabilidad de encontrar un primer trabajo y ha subrayado la importancia de adoptar medidas estructurales que aumenten las posibilidades de los jóvenes de optar a su primera experiencia laboral.