EFEShanghái (China)

La producción industrial de China se expandió el 4,4 % interanual en agosto, cuatro décimas menos que la cifra registrada el mes anterior, informó hoy la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE).

La cifra, muy por debajo de las previsiones de los analistas -preveían un crecimiento de entre el 5,2 y el 5,5 % para ese mes-, supone el crecimiento más lento de este indicador desde febrero de 2002 y evidencia la debilidad de la demanda doméstica del gigante asiático en plena disputa comercial con Estados Unidos.

Esta situación de ralentización, según la consultora británica Capital Economics, podría continuar, ya que es fruto de una "moderación cíclica".

"Es poco probable que un renminbí (nombre oficial de la moneda china) más débil compense por completo los vientos en contra de los aranceles de Estados Unidos y el enfriamiento de la demanda global, y como resultado esperamos una mayor desaceleración de la actividad económica durante el próximo año", apuntó hoy la consultora.

La producción industrial, recordó la ONE, se usa para medir la actividad de grandes empresas con una facturación anual de al menos 20 millones de yuanes (alrededor de 2,83 millones de dólares o 2,54 millones de euros).

En el acumulado de los ocho primeros meses del año, la producción industrial creció un 5,6 % interanual, añadió el organismo, dos décimas menos que el periodo comprendido entre enero y julio.

La ONE ofreció hoy también el dato de la inversión de activos fijos de China, que creció un 5,5 % en los primeros ocho meses del año, dos décimas menos que en el periodo comprendido entre enero y julio.

Este fue el resultado de la debilidad en la construcción y fabricación de propiedades que eclipsó el fuerte gasto en infraestructura.

Hoy se publicó igualmente el dato de las ventas minoristas de bienes de consumo, que crecieron un 7,5 % interanual en agosto, una décima menos que el crecimiento interanual observado el mes anterior.