EFEMadrid

La reunión entre dirección de Telefónica y sindicatos para negociar el convenio colectivo y el Programa de Suspensión Individual de Empleo (PSI), que afectará a los empleados de 53 años, o más, ha concluido este viernes "con pequeños avances", pero "sin acuerdo", según fuentes sindicales

Uno de los principales escollos en la negociación de este PSI radica en que la empresa plantea una antigüedad de 15 años para que los trabajadores se puedan acoger el plan, mientras que los sindicatos quieren que este periodo se rebaje a 13 años, han informado a EFE fuentes de UGT

En el PSI que se aprobó en Telefónica en 2016, cuyas condiciones se comparan al que se anunció la semana pasada, la empresa también propuso inicialmente una antigüedad de 15 años, pero finalmente se rebajó el periodo a 13.

En el caso de que el plan afecte a los trabajadores con 15 años de antigüedad o más, se calcula que serían unos 4.100 de los 21.500 de plantilla de Telefónica los que se podrían inscribir, una cantidad que se incrementaría en el caso de cerrarse el acuerdo con los 13 años.

La negociación de este plan continuará en una próxima reunión de la mesa del convenio colectivo, que se ha vuelto a convocar para el próximo martes a las 10.30 horas, han informado las fuentes después de la reunión que ha durado una hora y media.

Otro de los puntos a negociar en el plan son las condiciones de los trabajadores "repescados", es decir, los que no se acogieron al programa de 2016 y que se quieran inscribir en éste, en el sentido de que la parte sindical quiere que las condiciones económicas sean las actuales, no las de 2016.

También se están "haciendo cálculos", ya que habrá trabajadores que no se puedan jubilar a la edad de 65 años y deberán estar un tiempo sin percibir remuneración, algo que ya ocurrió en el anterior plan, según las fuentes.

UGT ha calculado que, al menos quedarán otros dos encuentros para cerrar un acuerdo, mientras que desde CCOO están a la espera de que la dirección de la compañía les presente por escrito la propuesta de la parte empresarial tanto del PSI como del convenio colectivo, lo que podría ocurrir hoy mismo.

La voluntad de las partes es llegar a un acuerdo, según han confirmado las fuentes.

Este plan de salidas voluntarias, que la empresa planteó poner en marcha de forma inminente, prevé bajas voluntarias para los empleados que tengan 53 años o más, con un 68 % del sueldo, hasta su jubilación oficial.

En cuanto al convenio colectivo, que se está negociando de forma paralela a este plan de salidas, están casi acordadas la mayoría de las cuestiones relevantes, si bien quedan de solventar cuestiones de seguridad laboral, conciliación, etc.

La empresa ha planteado a los sindicatos una subida salarial anual del 1,5 % durante los próximos tres años en los que estará vigente el convenio colectivo, que se está negociando, al que se suma otro de prórroga.

Los sindicatos apoyarán el PSI siempre y cuando haya un acuerdo para el convenio colectivo en la mesa de negociadora, que se lleva reuniendo desde junio, integrada por 20 personas, 10 representantes de la empresa y otros tantos de los trabajadores: 5 de UGT y 5 de CCOO.