EFEMadrid

La venta de aires acondicionados se recupera tras la fuerte caída cercana al 85 % que llegó a sufrir durante los meses del estado de alarma por el COVID-19, entre marzo y mayo, y cierra julio con un alza del 8 % respecto al mismo mes de 2019, según cálculos del sector del electrodoméstico.

El secretario general de la Federación Española de Comerciantes de Electrodomésticos (Fece), Carlos Moreno-Figueroa, ha explicado a Efe que la venta de aires acondicionados y ventiladores suele caer en la segunda quincena de julio, pero este año se ha invertido la tendencia, ya que la pandemia ha llevado a salir más tarde y menos tiempo de vacaciones.

Otro de los factores que están influyendo en la evolución positiva de la venta de aires acondicionados es "la necesidad de mejorar la situación de confort en el hogar", al pasar más tiempo en él, y el desvío de la inversión del dinero que se destina a vacaciones a equipamiento del hogar.

Moreno-Figueroa, que cita datos de la compañía de investigación de mercados más grande de Alemania GFK, apunta que para julio se calcula una subida en la venta de equipos de climatización domésticos del 8 %, que en el caso de aparatos de ventilación estará entre el 20 y el 25 % respecto a hace un año.

El secretario general de la Fece ha destacado que en el caso de los ventiladores "siguen la tendencia de los aires acondicionados, por exceso o defecto, de manera que, si el dato es malo en aire acondicionado, en ventilación es mucho peor, y al contrario".

EL ESTADO DE ALARMA PROVOCÓ EL DESPLOME DE AIRES ACONDICONADOS

En los meses en los que se decretó el estado de alarma -de marzo a mayo- por la pandemia, el desplome de las ventas de aires acondicionados se desplomó hasta caer casi un 85 %, ya que su comercialización era prácticamente "inviable" al requerir de instalación.

Tras el levantamiento del mismo, el mercado comenzó a recuperarse y aunque Moreno-Figueroa ha reconocido que junio no empezó bien en lo relativo a la venta de equipos de climatización, "julio está siendo muy positivo".

En este sentido, ha señalado que "se ha disparado con crecimientos por encima del 30 %" el resto de equipos de ventilación, desde ventiladores hasta portátiles de climatización.

Por categorías, los más demandados son los equipos split, los que tienen dos unidades separadas, una exterior situada en las fachadas de las viviendas y otra interior dentro de la vivienda, seguidos de los portátiles, aunque estos últimos se han visto penalizados por la falta de stock a consecuencia del COVID-19, ya que muchos provienen de China y ha fallado el suministro.

Según los últimos datos del mercado facilitados por el secretario general de Fece, en junio se vendieron más de 80.000 equipos de aire acondicionado, de los que 50.000 fueron de pared. Si en 2019 el precio medio fue de 406 euros, ahora ronda los 430 euros.

EL CALOR DE JUNIO AMORTIGUA LA CAÍDA DEL SEMESTRE

La directora general y secretaria general de la Asociación de Fabricantes de Equipos de Climatización (Afec), Pilar Budí, ha confirmado a Efe que la altas temperaturas estivales desde junio, el teletrabajo y la incertidumbre sobre las vacaciones han impulsado la venta de equipos domésticos de climatización, lo que ha contribuido a que la caída en el primer semestre del año no fuera tan pronunciada como se esperaba.

Según sus datos, la facturación por estos productos en el primer semestre del año cayó el 19,5 % respecto al mismo periodo del año anterior. En el sector residencial y doméstico la caída fue del 13 %, en el comercial del 29 % y en el industrial y terciario del 27 %.

Según datos de Afec, la climatización cerró 2019 con un crecimiento interanual del 4,78 %, hasta alcanzar los 1,2 millones de euros.